Escúchenos en línea

Argentina defiende triunfo de Evo Morales en Bolivia

Managua. Radio La Primerísima | 1 de Marzo de 2020 a las 11:18

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ratificó su denuncia de que en Bolivia “se violentó el estado de derecho” tras el golpe de Estado contra Evo Morales y exigió “la pronta democratización” en ese país “con la plena participación del pueblo”.

"Según un informe publicado por el Washington Post y realizado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) Evo Morales ganó los comicios electorales del año pasado por más de 10 puntos de diferencia, sin que mediara fraude alguno", escribió el presidente.

En una serie de mensajes en su cuenta de la red social Twitter, Fernández indicó que "el informe difundido, critica con singular dureza, por su inconsistencia, la auditoría realizada en esa oportunidad por la OEA (Organización de Estados Americanos) que concluyera en afirmar la existencia de irregularidades en la elección que ahora se reivindica".

"Como siempre señalé, en Bolivia se violentó el Estado de Derecho con el accionar de las Fuerzas Armadas y sectores de la oposición al entonces presidente y con la explícita complicidad de la OEA que estaba llamada a velar por la plena vigencia de la democracia".

Fernández indicó: "El Gobierno argentino de entonces (encabezado por Macri), guardó un silencio cómplice ante semejante atropello, desoyendo las voces que entonces se levantaron para preservar la institucionalidad boliviana".

El estudio del MIT cuestiona el informe en el que en su día la OEA advirtió irregularidades en los comicios y que sirvió de argumento para que su secretario general, Luis Almagro, asegurara que hubo fraude a favor de Morales.

El día que se publicó un avance del informe de la OEA, el 10 de noviembre pasado, en violación previa a un acuerdo para difundir el reporte posteriormente, el entonces presidente Morales anunció su renuncia, y salió del país hacia México, que le otorgó asilo.

El líder indígena fue presionado para abandonar Bolivia, luego que el ejército junto con el mando de la policía le pidieron su renuncia con lo cual se consumó la asonada golpista, orquestada por la oposición de derecha que no reconoció el triunfo de Morales en los comicios de octubre pasado.

El ahora jefe de campaña del Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia permaneció exiliado un mes en México y el 12 de diciembre, dos días después de que Fernández asumiera la Presidencia argentina, llegó a Buenos Aires, donde solicitó refugio.

Las nuevas elecciones en Bolivia se realizarán el 3 de mayo y el candidato del MAS, Luis Arce, encabeza las encuestas de cara a los comicios que se organizados por las autoridades electorales elegidas por el Gobierno de facto.


Descarga la aplicación

en google play en google play