Escúchenos en línea

Presidente de Chile bajo críticas a las puertas del 8 de marzo

Santiago de Chile. Prensa Latina | 3 de Marzo de 2020 a las 08:58

A las puertas del Día Internacional de la Mujer, el presidente de Chile es blanco de duras críticas de organizaciones femeninas y otras personalidades tras unas declaraciones que fueron calificadas cuando menos como desafortunadas.

La víspera el mandatario promulgó en una ceremonia una nueva ley que amplía la tipificación del feminicidio y aumenta las penas a quienes cometen ese delito, la cual es considerada un importante avance para hacer justicia a las mujeres chilenas.

Entre otros puntos, la legislación elimina cualquier tipo de justificación para quienes cometen un feminicidio y eleva las penas contra los perpetradores de ese hecho desde un mínimo de 15 años hasta la cadena perpetua.

Pero la promulgación de la Ley Gabriela, llamada así en homenaje a una joven que junto a su madre fue asesinada por su novio en 2018, se convirtió en un dolor de cabeza para el mandatario, al dejar entrever que las mujeres también son responsables de ser agredidas.

Textualmente, Piñera expresó en su discurso que 'a veces no es solamente la voluntad de los hombres de abusar, sino que también la posición de las mujeres de ser abusadas', lo cual generó una lluvia de críticas al mandatario.

Al respecto la diputada comunista Karol Cariola, recordó que 'si hoy tenemos la Ley Gabriela no es precisamente por la mentalidad avanzada del Presidente', sino todo lo contrario, porque con esa frase se exculpa a los victimarios y se culpa a las víctimas.

En su cuenta de Instagram la Coordinadora Feminista 8M señaló que 'la culpa no es ni nunca ha sido nuestra. La culpa es de quienes nos abusan y violentan y de la institucionalidad que los ampara. Es el Estado, los jueces, los pacos (carabineros) y el presidente'.

Desde el Frente Feministas Poderosas la vocera Estefanía Campos consideró las palabras de Piñera una bofetada a las mujeres de todo el país y advirtió que 'es incapaz de entender los niveles de violencia a los nos exponemos día a día'.

En tanto, Gabriel Alcaíno, padre de Gabriela y que se encontraba en la ceremonia, calificó posteriormente las palabras del mandatario como 'bastante desafortunadas, porque es no escuchar, es no entender que acá la culpa no es de la mujer'.

Las numerosas críticas obligaron al presidente a tratar de enmendar sus palabras en dos ocasiones y señalar que 'la posición de nuestro gobierno es tolerancia cero contra todo tipo de violencia o abuso contra las mujeres'.

Incluso, la ministra de la Mujer, Isabel Pla, salió a dar explicaciones al señalar que lo que el presidente quiso decir no tiene que ver con responsabilizar a las víctimas, sino que cuando decidan denunciar los abusos encontrarán el apoyo de la sociedad, de las instituciones y de todos los poderes del Estado.

Analistas consideran además que Piñera no pudo escoger peor momento para cometer tal error, pues precisamente este martes, la ministra Pla será interpelada en la Cámara de diputados por, entre otros asuntos, su pasividad ante los atropellos de que han sido víctimas muchas mujeres durante los últimos meses a manos de las fuerzas policiales.


Descarga la aplicación

en google play en google play