Escúchenos en línea

El Parlamento boliviano amenaza con proceso penal a presidenta golpista

La Paz. Agencias | 9 de Marzo de 2020 a las 13:10

La líder del Senado de Bolivia, Eva Copa, advirtió que la presidenta golpista del país, Jeanine Áñez, puede ser sometida a un proceso penal si no acata la censura a su ministro de Defensa resuelta por el parlamento.

"Si [la presidenta Áñez] no cumpliera con destituir al ministro censurado, vamos a tener que hacer lo que dice la ley y se tendrá que hacer un proceso penal por resoluciones contrarias a la ley e incumplimiento de deberes", declaró Copa a reporteros.

Aseguró, sin embargo, que la Asamblea Plurinacional (Parlamento), controlada por el Movimiento Al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales, confiaba en que "este Gobierno de transición haga cumplir lo que dice la Constitución".

La también presidenta en funciones del parlamento, de filas del MAS, confirmó al mismo tiempo que otros seis ministros deberán acudir a interpelaciones en el parlamento hasta el 20 de enero.

Copa hizo la declaración en medio de la tensión desatada por la decisión de Áñez, quien es también candidata presidencial para las elecciones del 3 de mayo, de ratificar el fin de semana su confianza en el ministro Fernando López, incluso antes de ser notificada formalmente del voto de censura.

La posición del MAS coincidía con criterios de líderes conservadores, como el candidato y expresidente Jorge Quiroga (2001-2002) que recomendó a Áñez cumplir la Constitución y acatar la destitución de López.

El ministro fue censurado por el parlamento tras no concurrir a tres convocatorias a interpelación y según la Constitución esa censura implica su destitución inmediata, apuntó Copa, recordando que la primera atribución de la presidenta es "cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes".

La oficina administrativa del Senado confirmó que el Gobierno de Áñez recibió en la mañana de este 9 de marzo la notificación oficial de la censura.

A partir de esa notificación, López tiene condición de exministro, dijo el vicepresidente del Senado, Omar Aguilar, también del MAS.

Quiroga dijo entretanto a reporteros que la destitución inmediata es la única interpretación posible del texto constitucional.

"La presidenta debe ser bien asesorada jurídicamente y analizar las consecuencias de no seguir lo enmarcado en la Constitución. Imagínense los problemas si hay un ministro inconstitucional, todas las resoluciones que firme van a ser cuestionadas", afirmó Quiroga.

Según una agenda divulgada por Copa, el parlamento boliviano ha programado entre el 11 y el 20 de marzo cuatro sesiones de interpelación, a las que deben concurrir sucesivamente los ministros de Gobierno, de Deportes, de Comunicación, de Obras Públicas, de Medio Ambiente y de Relaciones Exteriores.


Descarga la aplicación

en google play en google play