Escúchenos en línea

Califican de histórico paro de mujeres en México

Ciudad de México. Prensa Latina | 10 de Marzo de 2020 a las 08:16

De histórico califica este martes el diario La Jornada el paro nacional de mujeres Un día sin nosotras que dejó a México como una estampa congelada sin presencia femenina en ciudades y pueblos.

Todas las actividades del país disminuyeron la víspera de forma drástica a consecuencia de la huelga y por vez primera lograron visibilizar la importancia que tiene para el país el 51 por ciento de su población conformada por mujeres.

El paro, recuerda el diario, abarcó todos los ámbitos y fue en demanda de acciones efectivas para poner fin a los feminicidios y la impunidad que suelen traer aparejada, así como para pugnar por una igualdad sustantiva respecto de los hombres.

El transporte público estuvo semivacío, el tráfico vehicular bajó de manera sensible y muchas escuelas, sucursales bancarias y oficinas públicas no laboraron ante la falta de personal femenino.

También se redujo la concurrencia a comercios, aunque en el sector informal el impacto de la convocatoria fue menor, debido a que la precariedad económica en la que viven muchas mujeres les impidió sumarse a la protesta, pero expresaron su apoyo al movimiento al portar símbolos morados.

Fue el paro general más exitoso de la historia moderna de México, en la que acciones de esta clase han sido por demás escasas y poco efectivas, coincidieron comentaristas locales.

Según el diario, salvo por lo que se refiere a paros y huelgas gremiales y sectoriales ?sobre todo en tiempos de la Revolución, en el sexenio de Lázaro Cárdenas y en los movimientos ferrocarrilero, médico y magisterial de décadas posteriores?, no existe registro en el país de un movimiento que haya tenido tanto impacto en las actividades diarias.

En comparación con naciones como Francia o Argentina, donde las centrales obreras han paralizado a sus respectivos países en forma casi total, aquí no habían tenido lugar acciones de esa clase, tal vez por el oficialismo en el que derivaron las confederaciones sindicales desde la consolidación del régimen posrevolucionario, acota La Jornada.

Esta vez la convocatoria no surgió de las organizaciones de los trabajadores sino de grupos de mujeres que reclaman, en primer lugar, un alto a los feminicidios y a todas las violencias de género en el país, la erradicación de la impunidad, así como condiciones de igualdad plena en el trabajo, la escuela y el hogar.

Se trata, pues, de un movimiento tan novedoso como radical, heterogéneo, descentralizado y transversal que pugna por cambios de fondo en la vida diaria y en las relaciones sociales y parte de una realidad terrible, exasperante, dolorosa e indignante, consigna el periódico.

En el contexto de las transformaciones que vive México, ha tenido lugar un inocultable desencuentro entre la insurgencia cívica de las mujeres y el gobierno que propugna la renovación de la vida pública del país.

El sentir de buena parte de los grupos feministas es que el discurso presidencial no logra articularse con sus demandas, subraya la fuente.


Descarga la aplicación

en google play en google play