Escúchenos en línea

Séptimo cacerolazo contra Jair Bolsonaro en Brasil por conducta ante virus

Brasilia. Prensa Latina | 24 de Marzo de 2020 a las 10:07

El presidente Jair Bolsonaro fue blanco de otro cacerolazo, el séptimo consecutivo, en ciudades de Brasil por sus acciones en el combate que libra actualmente su gobierno contra el coronavirus SARS-Cov-2, causante de la Covid-19.

Además de críticas a la forma en que encara la pandemia, los manifestantes golpearon anoche ollas en protesta contra la llamada Medida Provisional (MP 927), firmada por el gobernante, la cual permite la suspensión de los salarios de los trabajadores, y mostraron su apoyo a los profesionales de la salud.

Una vez más el grito de Fora Bolsonaro (Fuera Bolsonaro) se escuchó en barrios de urbes de los estados Sao Paulo y Río de Janeiro, donde también repicaron los pedidos de renuncia del excapitán del Ejército.

Sin medir consecuencias, Bolsonaro decretó este lunes la MP 927 que permitiría a las empresas dejar de pagar los salarios a empleados durante cuatro meses por la Covid-19.

No obstante, horas después revocó el decreto por los fuertes cuestionamientos que recibió desde disimiles sectores de la sociedad y en especial de los congresistas.

Al respecto, el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, calificó de defectuosa la iniciativa del gobierno.

'Estoy seguro de que tenemos que construir rápidamente con el equipo económico otra medida provisional', afirmó Maia.

Las reacciones de la población son una respuesta a la postura del mandatario ultraderechista ante la crisis del coronavirus.

Mientras el departamento de salud del gobierno anuncia acciones y advertencias diarias sobre la propagación de la enfermedad en el país, Bolsonaro, en más de una ocasión, minimizó el tema.

'Hay mucho alarmismo en los medios de comunicación. Algunos dicen que voy por mal camino. Estoy en lo que creo que hay que hacer. Puede que me equivoque, pero creo que debe ser tratado de esa manera', afirmó el presidente este lunes.

Durante una entrevista en televisión aseguró que cerrar las iglesias para evitar las multitudes es una 'providencia absurda'. El viernes llamó al coronavirus 'la gripe'.

En situaciones anteriores comentó que hay un 'sobredimensionamiento de la crisis' y que los impactos del virus son 'mucha más fantasía de los grandes medios'.

Bolsonaro incluso llamó a las protestas del 15 de marzo en la que se abogó en Brasilia por el cierre del Congreso y el Supremo Tribunal Federal. Participó en ese acto, estrechó la mano y se fotografió con sus seguidores, en desacato a recomendaciones del Ministerio de Salud.

La cifra de muertes por la Covid-19 aumentó a 34 en Brasil, donde mil 891 personas se registran contagiadas, según los más recientes datos de la cartera sanitaria.


Descarga la aplicación

en google play en google play