Escúchenos en línea

Corte de Perú condena a mujer que desacató cuarentena por Covid 19

Lima. Prensa Latina | 25 de Marzo de 2020 a las 13:34

Una mujer fue condenada a prisión por agredir a un policía que la detenía por violar la cuarentena decretada para detener el avance de la Covid-19, y una magistrada advirtió contra abusos de autoridad durante la restricción.

Gabriela Verástegui fue sentenciada a un año y ocho meses de prisión suspendida por gritar y agredir a un agente del orden público que la detuvo por circular en su automóvil pese a que se ha prohibido el uso de vehículos privados.

El VIII Juzgado de Investigación la condenó ayer en un juicio rápido realizado mediante la red Whatsapp, debido a que la cuarentena vigente prohíbe las reuniones e impide realizar procesos presenciales.

Pese a la condena, Verástegui no fue a la cárcel, porque el encierro solo se aplica para las penas de más de cuatro años, pero quedó en libertad con restricciones y condicionada a normas de buena conducta., pero una nueva sentencia será efectiva.

La primera condena a un infractor de las restricciones se registró en medio de la preocupación gubernamental por el incumplimiento de las mismas por un sector minoritario, que ha dado lugar a más de 16 mil detenciones hasta ayer.

En ese contexto, se han registrado desacatos de civiles en parte similares a los de Verástegui, pero también abusos de uniformados, como el de un capitán del Ejército, que abofeteó reiteradamente a un adolescente detenido por violar el toque de queda.

El hecho, registrado en un vídeo que circuló profusamente, dividió opiniones y por un lado hay quienes condenan el abuso por no estar legalmente permitido que un militar golpee a un detenido inerme.

Otras opiniones aplauden al oficial alegando que los infractores ponen en riesgo la salud de todos, pues las restricciones apuntan a impedir la propagación de la Covid-19, que hasta hoy causó nueve muertes.

Tras la denuncia del caso, el ministro de Defensa, Walter Martos, anunció que el oficial denunciado fue separado de las tareas de patrullaje y sometido a una investigación.

Sin condenarlo explícitamente, afirmó que 'las Fuerzas Armadas han sido capacitadas para actuar con firmeza, pero con respeto a la población, jamás con violencia'.

Consultada sobre el caso, la presidenta del Tribunal Constitucional, Marianella Ledesma, sostuvo que bajo el estado de emergencia vigente están restringidos algunos derechos, pero no se puede permitir abusos de la Policía y las Fuerzas Armadas.

'En una situación de estado de emergencia las garantías se reducen, pero no se eliminan; no se puede tolerar un uso desproporcionado y abusivo de la fuerza por parte de las Fuerzas Armadas o la Policía', advirtió.

Agregó que las operaciones militares y policiales deben ser razonables y preservar la dignidad de los detenidos, pues hay formas de actuar 'que no necesariamente tiene que llegar a las agresiones físicas como la que hemos visto'.

Tras saludar la labor de las Fuerzas Armas, pero mantengan el equilibrio, exhortó a la población a acatar las medidas dictadas por el gobierno, pues incumplirlas implican sanciones legales y no contribuyen a preservar la salud colectiva.


Descarga la aplicación

en google play en google play