Escúchenos en línea

Gran Poder: una fiesta de la multiculturalidad boliviana

La Paz. Agencia PL. | 18 de Mayo de 2008 a las 00:00
La Entrada del Gran Poder finalizó este domingo en esta ciudad, tras casi 20 horas de un festejo que encierra en sí mismo la pluriculturalidad y el carácter multiétnico de la nacionalidad boliviana. Como cada año ocurre por esta fecha, fraternidades de varias provincias del departamento de La Paz se reunieron en la capital regional para confraternizar y deleitar al público con el colorido de sus trajes y la variedad de bailes tradicionales. Bajo la imagen del Señor Jesús en la Parroquia del Gran Poder, la ceremonia sintetiza los mitos y leyendas de la urbe paceña en una fiesta que, sin obviar su carácter eminentemente religioso, devino celebración popular sin importar si se profesa alguna creencia. Aunque quizá sin el reconocimiento de otras festividades en el mundo -al estilo de los célebres carnavales de Río de Janeiro o el advenimiento del año lunar chino-, este espectáculo también se pavonea de esa fastuosidad y esplendor. Durante 12 meses muchas personas esperan por este momento, como el obrero Rolando Fuentes, quien confesó a Prensa Latina que ese día "es sagrado para mí y siempre busco la forma de asistir a la ceremonia porque es uno de mis mayores disfrutes". Dentro de todo el jolgorio un instante muy especial resulta el concurso municipal de bandas Bronce de Los Andes que premia a las mejores agrupaciones musicales paceñas, cultivadoras de ritmos locales como caporal, kullawada, llamerada y morenada. Exponente de este último género, que hace honor a los esclavos africanos, la sociedad Los Catedráticos -de la provincia de San Pedro- concurre desde hace varias décadas y sus integrantes asumen los bailes a modo de demostración de fe en Dios, explicó Goldy Aguilar. Sin embargo, para otros más jóvenes la velada es principalmente una buena manera de divertirse, como señaló Jorge Andía, integrante de la banda caporal Enaf del sureño barrio de San Miguel. A sus 19 años de edad, Andía desfiló por tercera vez y cada versión le parece mejor a la anterior. La estudiante argentina Victoria Calleri quedó maravillada ante la calidad y capacidad de convocatoria de un espectáculo "del que nunca en mi vida había oído hablar. Para mí ha sido una gran experiencia y la he pasado muy bien". Amén de la alegría, el espíritu folclórico de la festividad es el motor que mueve a muchos, como Rodrigo Chirinos, abanderado de la Artística Trinidad del Gran Poder de Los Andes, quien se regocija por aprender más sobre la cultura de Bolivia.

Descarga la aplicación

en google play en google play