Escúchenos en línea

Bolivia denunciará actos violentos

| 25 de Mayo de 2008 a las 00:00
El gobierno boliviano apeló este domingo a las acciones del poder judicial, de lo contrario denunciará ante organismos internacionales de derechos humanos la violencia desatada la víspera en Sucre, la capital constitucional del país andino. En declaraciones al programa El Pueblo es Noticia, de la estatal Radio Patria Nueva, el viceministro de coordinación con los movimientos sociales, Sacha Llorenti, enfatizó en que corresponde a la Fiscalía General de la República identificar a los responsables de las agresiones a campesinos. Varios labriegos, recordó, fueron conducidos por grupos de jóvenes violentos, hasta la Plaza 25 de mayo, y allí les despojaron de sus ropas y obligaron a repetir frases racistas. Llorenti cuestionó a las autoridades del sureño departamento de Chuquisaca de instigar el odio y el rechazo a la visita del presidente Evo Morales, en ocasión del 199 aniversario del Grito Libertario de América, quien debió asistir a un acto popular para entregar proyectos sociales para beneficio de la región. El alto funcionario se resistió a creer, como asevera la avalancha mediática, que se trató de todo el pueblo de Sucre, cuando en realidad eran grupos minoritarios, alentados por la oposición al actual proceso de cambio. Asimismo ratificó que el gobierno central no se va a amedrentar por estas acciones de agrupaciones vandálicas, y seguirá trabajando por el desarrollo de Chuquisaca y el proceso de cambio iniciado por Morales en enero de 2006, cuando asumió como jefe de Estado. También llamó la atención que los enfrentamientos en Sucre, no son aislados y recordó que los partidos opositores y tradicionales han tomado el camino de la violencia para impedir las transformaciones sociales, en beneficio de las mayorías. En ese sentido recordó el reciente ataque a un párroco en la localidad de San Ignacio de Velazco (Santa Cruz); así como las agresiones sufridas este mes por la ministra de Justicia, Celima Torrico; y el titular de Defensa, Walter San Miguel, en Sucre. También los golpes propinados en el aeropuerto de Santa Cruz al líder de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano, Adolfo Chávez, por parte de un diputado de la opositora Poder Democrático Social. Todavía no hay una persona detenida por esos hechos o enjuiciada, de ahí la apelación a que primero actúe el poder judicial, remarcó. También denunció los planes opositores para estigmatizar y desacreditar al gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) y a su líder indiscutible, Evo Morales, vinculándolo con todos esos disturbios. En Sucre eran decenas de campesinos y cocaleros de las provincias quienes con sus familias llegaron para participar en un acto de respaldo al jefe de Estado, pero la virulencia de unos pocos radicales se los impidió, acotó. Asimismo aclaró que no se puede construir la democracia con la violencia, y llamó a la Iglesia Católica, al Defensor del Pueblo y a instituciones de derechos humanos, a denunciar estos vergonzosos hechos de cara a las elecciones del prefecto de Chuquisaca, previstas para el 29 de junio próximo. Según Llorente, el ejecutivo espera que en las próximas horas, varios organismos internacionales y naciones amigas condenen los hechos violentos en Sucre, incitados por la oposición.

Descarga la aplicación

en google play en google play