Escúchenos en línea

Piden al Congreso argentino intervenir en conflicto agrario

Buenos Aires. La Voz.com. | 16 de Junio de 2008 a las 00:00
El vicepresidente de la república Julio Cobos propuso al congreso este lunes intervenir para superar el trabado conflicto entre el gobierno y productores rurales, que iniciaron el domingo su cuarto paro patronal desde marzo. En una "carta abierta" a la población difundida este lunes, Cobos sostiene que "desde hace más de 90 días estamos transitando una difícil situación que el pueblo argentino no merece vivir. Es ahora el momento de recuperar el diálogo y el tiempo que se perdió en este conflicto". Cobos agregó que en el congreso se pueden encontrar las ideas, proyectos legislación y programas que permitan al gobierno "en el diseño de una política agropecuaria integrada a un modelo económico de crecimiento sostenido y de distribución de ingresos". Cobos, quien es presidente del Senado, encabeza el sector disidente de la opositora Unión Cívica Radical (UCR), es un aliado del gobierno y fue compañero de fórmula de la presidenta peronista Cristina Fernández en las elecciones de octubre. No hubo hasta ahora reacción de la mandataria ante la propuesta ni información de que la conociera por anticipado. El gobierno, con el concurso del sector de Cobos, tiene mayoría en ambas cámaras y hasta ahora bloqueó los intentos opositores por trasladar el tema agrario al Congreso. Los tres intentos negociadores emprendidos entre funcionarios gubernamentales y dirigentes ruralistas fracasaron. El motivo fundamental es el sistema de gravámenes, que el gobierno declaró inmodificable y los productores insisten en derogar. El gobierno considera los gravámenes una garantía para que no se trasladen al mercado interno, los muy altos precios de los alimentos en el mercado mundial, por los cuales los productores están obteniendo beneficios sin antecedentes, especialmente con la soja. Los ruralistas" califican de "confiscatorias" a los gravámenes y los atribuyen a la "voracidad fiscal" del Estado. Han emprendido, con el apoyo de la oposición, una campaña nacional que ya excede el tema de los gravámenes para cuestionar todo el programa económico y social del gobierno. El bloqueo de centenares de rutas en todo el país, en los que productores impiden el paso de camiones con productos del agro, combustibles e insumos básicos, está provocando una situación de desabastecimiento en los centros urbanos y un clima político crecientemente enrarecido. El jefe de gabinete Alberto Fernández denunció el sábado que "detrás de esto definitivamente se filtra un clima de desestabilización impresionante" contra el gobierno. En rechazo de la supuesta "intención golpista" de algunos dirigentes agrarios y líderes opositores, los partidarios del gobierno convocaron a una gran concentración en apoyo de la presidenta Cristina Fernández el miércoles, en la Plaza de Mayo.

Descarga la aplicación

en google play en google play