Escúchenos en línea

Evo Morales descarta diálogo político antes de referendo

La Paz. Agencia Reuters. | 27 de Junio de 2008 a las 00:00
El presidente de Bolivia, Evo Morales, descartó este viernes la posibilidad de abrir un diálogo político con los prefectos regionales opositores antes del referendo revocatorio de sus mandatos previsto para el 10 de agosto. Los prefectos de cinco de los nueve departamentos rechazaron el lunes el proceso revocatorio y pidieron dialogar con Morales el 1 de julio para debatir un adelanto de elecciones generales y otras salidas al conflicto político interno. "¿Reuniones (con prefectos) para el tema político? Hay que esperar hasta el 10 de agosto," dijo en conferencia de prensa el izquierdista Morales sobre el conflicto entre su plan de cambio de Constitución, para "refundar" Bolivia con sello indigenista y socialista, y las demandas regionales de autonomía. Al referendo revocatorio convocado por el Congreso se someterán simultáneamente el presidente, el vicepresidente Álvaro García y los nueve prefectos, seis de ellos opositores, dos oficialistas y otro a ser elegido el próximo domingo. Morales dijo estar dispuesto a dialogar de inmediato con los prefectos opositores sobre temas de gestión gubernamental, pero insistió en que las bases para un acuerdo político deben surgir del referendo revocatorio, que probablemente modifique el mapa político nacional. "Las negociaciones sobre temas políticos están suspendidas, hemos sido muy tolerantes, hemos pedido reuniones y ellos permanentemente las han suspendido," señaló el mandatario indígena refiriéndose a por lo menos tres invitaciones gubernamentales al diálogo rechazadas por los prefectos. "Ahora (los prefectos) tienen la obligación de someterse a las normas bolivianas, a las leyes aprobadas por el Congreso Nacional, y eso es esperar el referendo revocatorio," agregó. Los prefectos que rechazan someterse a la consulta revocatoria son los de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando, cuatro distritos de tierras bajas donde grupos conservadores impulsaron con éxito en los últimos dos meses referendos no autorizados por Morales para aprobar estatutos de autonomía. A ellos se sumó el prefecto de Cochabamba, el ex militar derechista Manfred Reyes Villa, en tanto que el sexto prefecto opositor, el independiente José Luis Paredes de La Paz, guardaba silencio sobre la disputa entre la Constitución y las autonomías. El grupo de oposición regional podría ser fortalecido el domingo en una elección de prefecto en el departamento sureño de Chuquisaca. Morales dijo que reconocerá al ganador de la elección en Chuquisaca, insistiendo en que el conflicto político nacional sólo sería resuelto a partir de agosto. El mandatario, un estrecho aliado del líder venezolano Hugo Chávez y quien está a punto de completar la mitad de su mandato quinquenal, habló con la prensa antes de reanudar una interminable ronda de visitas a ciudades y áreas rurales de todo el país, en campaña para el referendo revocatorio.

Descarga la aplicación

en google play en google play