Escúchenos en línea

Parlamento sesiona por primera vez bajo mando de Raúl

La Habana. Agencia Reuters. | 11 de Julio de 2008 a las 00:00
El Parlamento cubano se reunió este viernes por primera vez desde la elección de Raúl Castro como presidente, para evaluar las medidas con las que el general busca combatir los problemas en la economía socialista heredados hace cinco meses de su convaleciente hermano Fidel. La silla de Fidel Castro, que cumplirá este mes dos años sin aparecer en público debido a una enfermedad no revelada, permanecía el viernes simbólicamente vacía junto a Raúl Castro en el Palacio de las Convenciones en La Habana donde sesiona el Parlamento. Raúl Castro, vestido con una guayabera blanca en lugar de su uniforme de general, fue recibido con un fuerte aplauso por 569 miembros de la Asamblea Nacional, o Parlamento. El presidente tiene previsto cerrar la sesión con un discurso en la tarde del viernes. Raúl Castro, en comentarios la semana pasada sobre lo que sería la sesión del Parlamento, había dicho que algunos discursos no eran "fáciles." El presidente encabezó el jueves una inusual reunión conjunta del Consejo de Estado y del Buró Político del gobernante Partido Comunista, las dos máximas instancias políticas del país. "Entre otros temas, analizó asuntos relacionados con la situación económica y social del país, sobre todo los vinculados con la producción de alimentos y la elevación de la eficiencia en las ramas principales de la actividad productiva y los servicios," dijo el diario oficial Granma. Lo primero que hizo este viernes el Parlamento fue aprobar una declaración exigiendo la liberación de cinco agentes cubanos presos desde hace casi una década en Estados Unidos bajo cargos de espionaje. Los diputados escucharon luego un informe del Ministerio de la Industria Sideromecánica, según el cual Cuba exportó en el 2007 unos 150 millones de dólares en productos desde acero hasta el aluminio. Desde que asumió la presidencia el 24 de febrero, Raúl Castro eliminó algunas prohibiciones que agobiaban a los cubanos, como, por ejemplo, las de comprar teléfonos celulares u hospedarse en hoteles. Además tomó algunas medidas de fondo, como descentralizar la agricultura o eliminar los topes en los sueldos estatales, que comenzará a pagar según el rendimiento. Según debates sostenidos esta semana por varias comisiones del Parlamento, el Gobierno deberá hacer ajustes económicos y apretar el cinturón para asimilar el aumento de los precios del petróleo y los alimentos que importa. Los diputados analizarán también el viernes un proyecto de ley para ampliar en cinco años la edad de jubilación, en respuesta al envejecimiento de su fuerza laboral. Pasarán además revista a los retrasos en la construcción de viviendas, un sector donde Raúl Castro aplicará la misma receta de descentralización con la que pretende resucitar la producción agrícola. Es posible, sin embargo, que Raúl guarde su artillería pesada para el 26 de julio, cuando pronunciará el discurso político más importante del año en la ciudad oriental de Santiago de Cuba. La Asamblea Nacional cubana, o Parlamento, sesiona dos veces al año.

Descarga la aplicación

en google play en google play