Escúchenos en línea

Morales ratificado con 67,41% de apoyo al 99,99% escrutado

La Paz. Agencia EFE. | 16 de Agosto de 2008 a las 00:00
El presidente de Bolivia, Evo Morales, fue ratificado en el referendo sobre mandatos del 10 de agosto con un apoyo del 67,41 por ciento al completarse el 99,99 por ciento escrutinio, informó este sábado la Corte Nacional Electoral. El respaldo cosechado por Morales en esta consulta, tras dos años y medio de mandato, superó, en casi 14 puntos, el 53,7 por ciento de votos que lo llevaron a la Presidencia de la República tras las elecciones nacionales de 2005. La continuidad de Morales y de su vicepresidente, Álvaro García Linera, fue avalada por 2.103.732 de sufragios frente a 1.016.992 votos en su contra, lo que supone un porcentaje de rechazo del 32,59 por ciento. La amplia ratificación de su gestión, llevó al presidente indígena a subrayar que ahora cuenta con "el poder del pueblo" y no solo con el de los movimientos sociales que lo apoyaron en los últimos comicios. El 99,99 por ciento del escrutinio confirma que Morales y García Linera fueron ratificados en seis de los nueve departamentos del país: los andinos y oficialistas de Oruro y Potosí, y en los de Chuquisaca, La Paz, Cochabamba y Pando, controlados por la oposición. El cómputo oficial de la consulta fue completado en ocho de los nueve departamentos del país y sólo falta por finalizar en la región andina de Oruro, que se encuentra al 99,72 por ciento, debido a supuestas irregularidades detectadas en dos mesas de la capital. El "no" a Morales, sin embargo, fue mayoritario en los departamentos de Santa Cruz, Beni y Tarija, regiones que junto a Pando constituyen el opositor y autonomista territorio de la "media luna". El escrutinio casi definitivo también dió por ratificados al prefecto (gobernador) oficialista Mario Virreira en Potosí, y a los opositores Rubén Costas (Santa Cruz), Ernesto Suárez (Beni), Leopoldo Fernández (Pando) y Mario Cossío (Tarija). Respecto al gobernador de Oruro, el oficialista Alberto Aguilar, el "sí" a su gestión es de momento mayoritario con un 50,86 por ciento, pero existen dudas sobre los datos de al menos dos mesas de la capital departamental. El referendo del pasado domingo determinó la revocación de dos prefectos opositores: el de La Paz, José Luis Paredes, y el de Cochabamba, Manfred Reyes Villa. El primero admitió su derrota en la misma jornada del revocatorio y, el segundo, abandonó su cargo días después, aunque cuestionando la legalidad del referendo. Para estos casos, la ley que regula el referendo del 10 de agosto establece que estos gobernadores "cesarán en sus funciones" y el presidente de la República "designará al prefecto que ejercerá funciones" hasta que se celebren las correspondientes elecciones departamentales. La prefecta de la región de Chuquisaca, la opositora quechua Savina Cuéllar, fue la única que no tuvo que someterse a la consulta por su reciente elección en junio pasado, en los comicios adelantados, convocados en su departamento por la renuncia de su antecesor. A una semana del revocatorio, Bolivia sigue sin encontrar una solución a su crisis, donde el proyecto constitucional que impulsa Morales se enfrenta al plan autonomista, que han emprendido,de forma unilateral, las cuatro regiones que integran la "media luna" y que son gobernadas por opositores. La crisis boliviana se avivó con el fracaso del primer intento de diálogo entre Morales y sus opositores autonomistas y, con los enfrentamientos violentos en Santa Cruz, feudo de la oposición autonomista, a raíz de una protesta, ayer viernes, del colectivo de discapacitados, a la que se sumaron grupos radicales. El Gobierno de Bolivia acusó a la oposición de estar organizando una "gran escalada" de violencia en el país, tras estos incidentes y ante el anuncio de una huelga general el próximo día 19 en los departamentos autonomistas.

Descarga la aplicación

en google play en google play