Escúchenos en línea

Evo Morales llama a referendo para aprobar constitución

La Paz. La Voz.com. | 29 de Agosto de 2008 a las 00:00
El presidente Evo Morales convocó el jueves a un referendo nacional para aprobar su proyecto constitucional a pesar del rechazo de grupos opositores. El mandatario promulgó el decreto en una ceremonia celebrada en el palacio presidencial junto a decenas de seguidores. La celebración de la consulta será el 7 de diciembre de este año. "No sólo es un pedido de organizaciones y sindicatos, es un mandato del pueblo para consolidar esta política de cambios", dijo Morales en su discurso al referirse al 67,4% de los votos que lo ratificaron en el cargo en el referendo celebrado el 10 de agosto. "Tenemos que avanzar en la refundación de Bolivia para garantizar un estado plurinacional; estamos hablando de transformaciones profundas en democracia", acotó. "Que el pueblo decida con su voto sobre la constitución, ya que no podemos entendernos las autoridades". Sindicatos y organizaciones sociales afines le habían exigido el fin de semana convocar a referendo mediante decreto. La disposición señala que ese día también se elegirán a dos prefectos (gobernadores) que fueron revocados, a subprefectos (vicegobernadores) y consejeros en los nueve departamentos. La elección de subprefectos y consejeros podría darle a Morales influencia en los mandos regionales controlados por la oposición tras haber ganado en 95 de las 112 provincias del país. Dos serán las consultas sobre el proyecto constitucional. Una estará referida a la cantidad de tierras que podrá poseer una persona, y la otra ratificará o rechazará el texto íntegro del proyecto constitucional que la Asamblea Constituyente aprobó en diciembre del 2007 con la presencia de la bancada oficialista mayoritaria y en ausencia del grueso de la oposición. Líderes regionales opositores y partidos políticos de oposición se oponen al proyecto constitucional bajo el argumento de que no expresa el sentir de los todos los bolivianos. La propuesta de carta constitucional permite la reelección del presidente en forma inmediata, proyecta un modelo estatista y otorga mayor poder a los indígenas. Con anterioridad los líderes regionales de los departamentos de Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca habían anunciado que se opondrán a la celebración de la consulta en sus regiones. En la consulta del 10 de agosto también fueron ratificados los prefectos opositores que encaminan procesos de autonomía en sus regiones en abierta rebeldía a Morales. Estos también se sienten ganadores y desde la semana pasada emprendieron medidas de protesta contra el mandatario en rechazo al proyecto constitucional y en demanda de la devolución del impuesto directo a los hidrocarburos, que el gobierno descontó de los presupuestos regionales para financiar un bono vitalicio para los adultos mayores. La falta de acuerdos políticos en la Asamblea Constituyente para aprobar una carta constitucional de consenso sumió al país en una profunda crisis institucional y política. Tras los cómputos del referendo que fueron entregados el jueves por la Corte Nacional Electoral, la oposición tiene control de cinco prefecturas de un total de nueve. Dos son oficialistas y otros dos prefectos opositores fueron revocados. Separatistas anticipan rechazo a referendo Líderes opositores anticiparon su rechazo al referendo nacional convocado por el presidente Evo Morales para aprobar un proyecto de nueva Constitución y este viernes dijeron que analizaban medidas para hacerle frente. Los prefectos (gobernadores) opositores de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, regiones que encaminan procesos de autonomía, anunciaron que harán un pronunciamiento tras reunirse en la ciudad de Santa Cruz. El secretario de Autonomía de la prefectura cruceña, Carlos Dabdoub, anticipó que habrá rechazo y dijo que su región acelerará su autonomía. Las cortes electorales de esas regiones responden a los prefectos. Eso quedó en evidencia cuando organizaron consultas entre mayo y junio para aprobar estatutos de autonomía a pesar de la oposición de la Corte Nacional Electoral que calificó de ilegales esos referendos. Con anterioridad, los líderes opositores habían señalado que se opondrán a otra consulta si previamente no se realiza una auditoria al Padrón Electoral. El líder cívico de Santa Cruz, Branco Marincovik, dijo entonces que si Morales intentaba "imponer una Constitución" empujará a Santa Cruz hacia el federalismo, advertencia que el gobierno tomó como una amenaza de separatismo. Morales se fue de gira este viernes a Libia e Irán tras lanzar su sorpresivo decreto que a juicio de analistas podría provocar un mayor sismo político. El 67,4% de los votos en el referendo sobre mandato celebrado el 10 de agosto dio el impulso al mandatario para avanzar en sus estancadas reformas: una nueva carta constitucional y su plan de redistribución de tierras, ambos resistidos por la oposición conservadora. "El pueblo es el mejor mediador", dijo Morales el jueves al referirse a las infructuosas gestiones de organismos internacionales para abrir una negociación entre el gobierno y los opositores que hasta antes del referendo se perfilaba como la mejor salida a la disputa política. El prefecto de Tarija, Mario Cossio, señaló al diario El Deber que el decreto de Morales lo sorprendió minutos después de hablar por teléfono con el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, a quien llamó para solicitarle una mediación. En la oriental ciudad de Santa Cruz, mujeres de organizaciones cívicas opositoras se congregaron en la noche del jueves en el Catedral para rechazar la consulta y convocaron a la "resistencia civil". La oposición política y regional se opone al proyecto constitucional impulsado por Morales bajo el argumento de que no expresa el sentir de los todos los bolivianos. La propuesta de carta constitucional aprobada por la Asamblea Constituyente en diciembre sin la participación del grueso de la oposición, permite la reelección de Morales, proyecta un modelo estatista y otorga mayor poder a los indígenas a través de una "estado plurinacional". El 7 de diciembre los bolivianos dirimirán sobre la cantidad de tierra que podrá poseer una persona (entre 500.000 ó 10.000 hectáreas); aprobarán o rechazarán el texto integro de la Constitución y elegirán a 106 subprefectos (vicegobernadores) y consejeros en los departamentos. También elegirán a prefectos de La Paz y Cochabamba para sustituir a los revocados. La falta de acuerdos políticos en la Asamblea Constituyente en torno a una Constitución de consenso fue precisamente lo que provocó una ruptura entre el gobierno y la oposición sumiendo al país en prolongada crisis política.

Descarga la aplicación

en google play en google play