Escúchenos en línea

Ecuador amenaza con echar a brasileña por fallos en hidroeléctrica

Quito. Agencia EFE. | 9 de Septiembre de 2008 a las 00:00
El presidente del Fondo de Solidaridad de Ecuador, Jorge Glass, amenazó este martes con echar a la empresa brasileña Odebrecht por los fallos estructurales encontrados en la planta hidroeléctrica San Francisco, paralizada desde inicios de año. "Si Odebrecht de inmediato no acoge todas y cada una de las exigencias, que no son una dádiva, son unas exigencias de la república de 13 millones de ecuatorianos, que se preparen para largarse del país", dijo Glass a los periodistas. El Gobierno de Ecuador exige a la empresa brasileña que repare los daños estructurales que detectaron técnicos ecuatorianos en el túnel de conducción, de 11 kilómetros de longitud, que alimenta a la planta hidroeléctrica San Francisco, que construyó esa firma en la amazonía ecuatoriana. Odebrecht se ha comprometido a tener reparados los daños antes el próximo 4 de octubre, pero las autoridades ecuatorianas temen que no cumpla con los trabajos. El titular del Fondo de Solidaridad, entidad que financia programas de desarrollo humano y proyectos eléctricos rurales y urbanos, dijo que otra de las exigencias es que la compañía brasileña pague el "lucro cesante", que es un pago por las pérdidas que deja la paralización de la hidroeléctrica. Pese a que no especificó montos, Glass dijo que la empresa tiene que "pagar 200.000 dólares diarios" durante el período que ha estado paralizada la hidroeléctrica. Además, anunció el retiro de todos los contratos que tenga la empresa brasileña con el Estado ecuatoriano. "Que se preparen porque todos los contratos que tienen con el Estado ecuatoriano terminarán", manifestó. El pasado mes, el presidente, Rafael Correa, amenazó a Odebrecht con expulsarla del país y conseguir otras empresas constructoras para que continúen con las obras delegadas a esa firma brasileña. Odebrecht construyó la planta hidroeléctrica San Francisco, ubicada en la provincia amazónica de Pastaza, con una potencia instalada de 230 megavatios, que empezó a funcionar en junio de 2007, pero paró sus operaciones a comienzos de este año por varios daños. Según los técnicos ecuatorianos, el fallo del túnel se da por el desprendimiento de rocas, debido a que el tramo afectado no dispone de un recubrimiento de hormigón.

Descarga la aplicación

en google play en google play