Escúchenos en línea

Separatistas intentan cortar bombeo de gas a Brasil

La Paz. Agencia Reuters. | 9 de Septiembre de 2008 a las 00:00
Manifestantes tomaron fugazmente este martes una estación de un gasoducto en el sudeste de Bolivia sin lograr cortar la exportación de gas natural a Brasil, en un endurecimiento de las protestas de la oposición regional contra el Gobierno izquierdista del presidente Evo Morales. El intento de sabotaje al vital bombeo de gas a Brasil coincidió con una ola de violentas tomas de oficinas públicas en los cuatro distritos separatistas en el oriente de Bolivia, que iniciaron procesos de autonomía para contrarrestar una reforma constitucional socialista que impulsa Morales. La Superintendencia de Hidrocarburos dijo que la toma de la estación intermedia de un gasoducto operado por un consorcio de compañías extranjeras ocurrió cerca de la ciudad de Villamontes, a unos 900 kilómetros al sudeste de La Paz, en la región del Chaco de donde procede gas todo el gas que exporta Bolivia. "Los manifestantes no han podido lograr su cometido de cerrar las válvulas porque creo que se han dado cuenta que podría ser un riesgo para sus propias vidas," dijo a reporteros Leonardo Chiquié, director jurídico de la Superintendencia. Agregó que un informe preliminar de los operadores del gasoducto, que conecta los campos chaqueños con los gasoductos internacionales, indicó que las exportaciones a Argentina y Brasil "no han sufrido alteración alguna." Choques en Bolivia dejan heridos y contusos Choques callejeros se registraron este martes en las ciudades bolivianas de Santa Cruz y Tarija, entre grupos civiles opositores y fuerzas combinadas del Ejército y la Policía, con un saldo de tres heridos y varios contusos, en medio de una fuerte crisis política, se informó. Las escaramuzas se registraron en Santa Cruz (900 km al este de La Paz) y Tarija (950 km al sur), durante el intento de jóvenes universitarios de tomar por la fuerza oficinas gubernamentales, según reportes de la policía y de canales privados de televisión que mostraron imágenes de los incidentes. "Tenemos dos policías heridos, porque nos atacaron con dinamita", aseguró el comandante de la Policía de Tarija, coronel Reynaldo Iturri, citado por la cadena privada de televisión PAT, y dijo que sus subalternos fueron atacados por grupos de enardecidos estudiantes locales. Los jóvenes también intentaron -sin suerte- tomar por la fuerza una oficina estatal del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), encargado de la titulación y saneo de propiedades agrícolas privadas e indígenas. Mientras, Santa Cruz, capital de la región más próspera de Bolivia, sufrió disturbios callejeros durante la toma de dos oficinas gubernamentales -la de Impuestos y la del INRA- de donde fueron expulsados los militares que resistieron el asedio civil, durante unas seis horas, con el uso de gases lacrimógenos. Imágenes de la red privada de televisión PAT mostraron a un soldado con heridas en la cabeza, aparentemente golpeado por los grupos civiles, durante la toma de la oficina de Impuestos. Asimismo, los estudiantes saquearon y destruyeron documentación de las oficinas públicas, mientras arrebataron a los uniformados escopetas de balines y lanzagranadas de gas lacrimógeno. Mientras en Santa Cruz retornaba aparentemente la tranquilidad, en Tarija la situación era aún confusa. Los incidentes se producen en medio del fuerte rechazo de prefectos y líderes separatistas de los departamentos de Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca al proyecto gubernamental de nueva Constitución. También se pide que el presidente Evo Morales devuelva a las nueve regiones fondos de un impuesto petrolero. Desde hace tres semanas se registra un corte de rutas en esas cuatro regiones, además de Chuquisaca, con las mismas demandas.

Descarga la aplicación

en google play en google play