Escúchenos en línea

Unicef advierte: tragedia de Gonaives es la punta de iceberg

Gonaives, Haití. Agencia EFE. | 10 de Septiembre de 2008 a las 00:00
Unicef advirtió este miércoles que el drama que se vive en la localidad haitiana de Gonaives tras el paso de dos huracanes y dos tormentas tropicales por el país "es sólo la punta del iceberg", ya que "prácticamente todo el país está en emergencia", dijo la portavoz de la organización, Jasmine Pittenger. "Gonaives es una ciudad que se ha convertido en emblemática porque es un sitio al que se ha podido acceder, pero no es el lugar más afectado; hay otros en los que la situación es peor", dijo Pittenger en entrevista con Efe. La portavoz de Unicef explicó que una de las principales preocupaciones de las entidades humanitarias es acceder a los puntos aislados: "Creemos que es prácticamente todo el país el que está afectado. La cuestión es cómo llegar al resto de lugares", puesto que todavía muchas carreteras permanecen inundadas. En la ciudad costera de Gonaives "la situación parece más grave todavía, cada vez llega más gente de la que esperamos a los repartos de agua y comida", indicó. En esta situación de máxima emergencia los niños son la gran prioridad de las organizaciones de ayuda y en particular de Unicef, que cifra en 300.000 el número de menores afectados por las catástrofes en el país. "La ingestión de agua contaminada es la primera causa de muerte infantil en estos casos", dijo Pittenger, quien expresó también su preocupación por la falta de adecuadas condiciones higiénicas "en lugares como los refugios, donde mucha gente vive hacinada en poco espacio". Cuatro días después del paso del huracán "Ike", grandes extensiones de la ciudad permanecen todavía inundadas y en los lugares en los que el agua ha comenzado a retirarse aparece el lodo, también fuente de problemas de salud. Unicef trabaja en Gonaives en el reparto de agua para paliar en lo posible estos problemas. "Pero todo lo que hacemos es poco. Intentamos llegar a todo el mundo, pero es muy difícil", reconoce la portavoz. La organización ha iniciado el reparto de 80.000 litros de agua y cada día lleva a cabo la distribución con mayor agilidad, según Pittenger, quien indicó que mientras en los cinco primeros días de reparto se distribuyó agua a 10.000 personas, el pasado lunes, en un solo día, se suministró a 12.000 afectados. Unas 317 personas han muerto en Haití a causa de las inundaciones provocadas en las últimas semanas por los huracanes "Gustav" y "Ike" y de la tormenta tropical "Hanna", que también han dejado entre 750.000 y un millón de damnificados en el país.

Descarga la aplicación

en google play en google play