Escúchenos en línea

Bolivia pide a Brasil detener a sicarios fascistas

La Paz. Agencia AFP. | 14 de Septiembre de 2008 a las 00:00
El gobierno de Bolivia anunció este domingo que ha pedido a las autoridades brasileñas que detengan a ciudadanos armados que presumiblemente cruzaron la frontera desde Cobija (norte), tras la masacre fascista del jueves y luego de que en la región se dictó el estado de sitio. "Estamos haciendo gestiones con Brasil para que pudieran detener allí a ciudadanos portando armas", afirmó al estatal Canal 7 el ministro de Defensa, Walker San Miguel, en una evaluación de la situación en el departamento amazónico de Pando, cuya cabecera es la fronteriza Cobija. En la población de Porvenir, cercana a Cobija, se registraron el jueves violentos enfrentamientos entre oficialistas y opositores que se saldaron con la muerte de al menos 18 personas y alrededor de cien heridos, aunque algunas fuentes no oficiales manejan una cifra cercana a 30 fallecidos. El ministro boliviano justificó el estado de sitio que fue decretado "para asegurar la paz y defender la vida" y acusó al prefecto opositor, Leopoldo Fernández, de ser el impulsor de la conformación de grupos radicales que ese día "masacraron" a los campesinos afines a Morales. San Miguel dijo que el gobierno tomó la determinación para frenar "la espiral de violencia alentada por el prefecto" que se desbordó en tomas violentas de oficinas públicas y saqueos a la propiedad privada. Horas antes el ministro de la presidencia, Juan Ramón Quintana, había informado que se emitió una orden de detención para el prefecto Fernández por desacato al estado de sitio y por resistir la medida que limita las libertades ciudadanas, como las reuniones políticas o portar armas. "Estamos viviendo una etapa durísima pero con la fortaleza de que se ha de hacer justicia de que los autores de esa masacre van a terminar en Chonchocoro (cárcel de alta seguridad en el altiplano boliviano)", sentenció.

Descarga la aplicación

en google play en google play