Escúchenos en línea

Fascistas retroceden y retrasan acuerdo con gobierno de Bolivia

La Paz. LaVoz.com. | 21 de Septiembre de 2008 a las 00:00
El vocero de los prefectos opositores, Mario Cossío, dijo el domingo que se necesitaba más tiempo para las negociaciones con el gobierno en torno a la reforma a la Constitución y a las autonomía, y un funcionario oficialista replicó que es un intento por frustrar el diálogo que busca superar la crisis tras la violencia que este mes provocó 15 muertes. El presidente Evo Morales anticipó que le gustaría firmar un acuerdo marco antes de su viaje el lunes a Nueva York donde debe participar de la Asamblea Anual de Naciones Unidas, pero Cossío, prefecto (gobernador) del departamento de Tarija, dijo que debería dialogarse sin presiones. Cossío, representante del bloque opositor en las negociaciones, dijo el domingo que no firmarán ningún acuerdo a menos que el gobierno acepte revisar otros capítulos del proyecto de constitución al margen del referido a las autonomías regionales. Revisar todo el proyecto constitucional no es posible, "pero tampoco es posible que firmemos ahora una acuerdo para llamar a referendo constitucional. Nuestra propuesta es hacer ajuste al régimen autonómico pero también a otros capítulos", dijo Cossío en rueda de prensa. Morales aceptó ajustar el tema referido a las autonomías si la oposición apoyaba la convocatoria a referendo para aprobar o rechazar el texto constitucional aprobado en diciembre con los votos del oficialismo pero en ausencia del grueso de la oposición. Cossío dijo que era necesario discutir más tiempo antes de firmar un acuerdo global. "El diálogo comenzó hace tres días, necesitamos debatir otros temas que son vitales para la vida del país. Hay que darle tiempo a las cosas", insistió Cossío. Según el gobernador un tema que debe discutirse es el referido a las dos justicias que plantea la carta constitucional con igual rango y jerarquía: la justicia ordinaria y la comunitaria. "¿Cuál valdrá?", se preguntó. Pero para el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorentí, los argumentos de Cossío son excusas para frustrar el diálogo iniciado el jueves y que buscar dejar atrás la crisis en que está sumido el país y que hace diez días desembocó en la muerte de 15 personas en una localidad selvática, en un choque entre campesinos opositores y oficialistas.. Según, Llorenti, el gobierno aceptó revisar la devolución de un impuesto a la renta petrolera descontada a las regiones lo que activó las violentas protestas opositoras y el capítulo a las autonomías. "Lo que en verdad quieren es detener el proceso de cambios", dijo en declaraciones a la radio gubernamental Patria Nueva. El proyecto de carta constitucional propone la reelección presidencial. Las conversaciones que se desarrollan en la ciudad de Cochabamba al centro de Bolivia han sido seguidas por representantes de organismos internacionales.

Descarga la aplicación

en google play en google play