Escúchenos en línea

Juicio a 13 militares chilenos por sacerdote desaparecido

Santiago. Agencia EFE. | 23 de Septiembre de 2008 a las 00:00
Una jueza chilena procesó este martes a trece efectivos retirados de la Marina, cuatro de ellos oficiales, por su presunta participación en la detención del sacerdote de origen británico Miguel Woodward, muerto y hecho desaparecer en 1973, informaron fuentes judiciales. La resolución, que considera a los marinos coautores del delito de secuestro calificado, fue adoptada por la jueza Maria Eliana Quesada, de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, que además dispuso su detención preventiva. Los procesados son los capitanes de navío Víctor Valverde Steinlein y Luis Holley de la Maza; los capitanes de fragata José Yáñez Riveros y Marco Silva Bravo, los suboficiales José Manuel García Reyes, Alfredo Mondaca Salamanca, Luis Pinda Figueroa, Carlos Miño Muñoz y José Rojas Araya. También los sargentos Pedro Vidal Miranda y Héctor Palominos López, el cabo Guillermo Inostroza Opazo y el marinero Claudio Cerezo Valencia. Según las fuentes, los procesados, que se suman a otros seis oficiales sometidos a juicio el pasado abril por la jueza Quezada, eran infantes de marina que participaron en la detención de Woodward, efectuada el 16 de septiembre de 1973 en su casa del cerro "Los Placeres". De acuerdo con la resolución, el sacerdote, que realizaba labores sociales en los barrios pobres de Valparaíso, fue llevado a la Universidad Técnica Federico Santa María, habilitada por los marinos como campo de prisioneros y tras someterlo a torturas, fue trasladado a la Academia de Guerra Naval. En ese lugar, Woodward fue nuevamente torturado hasta que sus verdugos se percataron de que estaba grave y decidieron llevarlo al buque escuela "Esmeralda", que disponía de un hospital de campaña. En el buque, lo atendió un medico de la Marina que recomendó su inmediata hospitalización, por lo que el prisionero fue llevado al Hospital Naval. Se ignora si Woodward murió cuando aún estaba en el buque, en el trayecto o ya en el hospital, pero, ya muerto, unos marinos recibieron la orden de sepultarlo en un cementerio del cerro Playa Ancha. El cadáver de Miguel Woodward fue sepultado en una fosa sin nombre y jamás ha sido encontrado. Los procesados el pasado abril en este caso son los almirantes Sergio Barros Von Kretschman y Guillermo Aldoney Hansen; los vicealmirantes Adolfo Walbaum Weber y Juan McKay; el capitán de navío de la Infantería de Marina y miembro de la Dirección Nacional de la Inteligencia Nacional (DINA) Ricardo Riesco Cornejo y el teniente de Sanidad Carlos Costa, todos ellos retirados. En la actualidad todos ellos se encuentran en libertad provisional. Patricia Woodward, hermana de la víctima, se manifestó impresionada por la resolución de la jueza Quesada, que consideró un nuevo paso hacia la verdad y la justicia para su hermano. Durante la investigación judicial, la jueza Quezada recibió en noviembre de 2007 amenazas de muerte vía telefónica, por lo que debió recibir protección policial.

Descarga la aplicación

en google play en google play