Escúchenos en línea

Lula Da Silva podrá limar asperezas con vecinos en cumbre

Río de Janeiro. Agencia AFP. | 14 de Diciembre de 2008 a las 00:00
Brasil cierra un año de intensa labor diplomática a todos los niveles al recibir a los mandatarios latinoamericanos y caribeños en Costa do Sauipe (noreste) a partir del martes, en una serie de cumbres en las que buscará limar asperezas con varios de sus vecinos. Encumbrado por su diplomacia en los primeros planos del debate mundial de cuestiones como cambio climático, lucha contra el hambre, o la búsqueda de soluciones a la crisis financiera, Brasil tuvo sin embargo un año difícil con sus vecinos de la región. El gobierno de Luis Inacio Lula da Silva tuvo que lidiar en las últimas semanas con la decisión ecuatoriana de impugnar una deuda contraída con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil por 243 millones de dólares para la construcción de una hidroeléctrica por parte de la firma brasileña Odebrecht. Quito inició a finales de noviembre una demanda de arbitraje ante la Cámara de Comercio Internacional de París, aduciendo que el préstamo nunca ingresó en sus cuentas. La obra de la hidroeléctrica debió ser reparada apenas un año después de su entrega, lo que motivó la expulsión y enjuiciamiento de la firma brasileña en Ecuador. Por primera vez desde 1870, Brasil resolvió llamar a consultas a uno de sus representantes en un país sudamericano, su embajador en Quito Antonino Marques Porto, quien tuvo explicarle al Congreso de su país lo acontecido, como también tuvo que hacerlo en varias oportunidades el canciller Celso Amorim. Ecuador, cuyo presidente Rafael Correa estará en la cumbre de Sauipe, buscará que la ocasión sirva para superar el impasse durante una reunión bilateral con Lula. "Esperemos que ese tema sea tratado y que este 'impasse' sea definitivamente superado" en Sauipe, manifestó el ministro de Seguridad (Interior) ecuatoriano, Gustavo Larrea, a una radio de su país. Quito no obstante, no ha dado muestras de modificar su decisión sobre la deuda con el BNDES. Pero los problemas de Brasil con sus vecinos no terminan en Ecuador. El recién asumido gobierno del paraguayo Fernando Lugo podría plantear problemas a Brasilia por la represa binacional de Itaipú. Según versiones de prensa no confirmadas oficialmente en Paraguay, Lugo -que hizo del tema Itaipú uno de los ejes de su campaña electoral- propondría a su vecino dividir la deuda de 19.600 millones de dólares de Itaipú de forma proporcional a la energía contratada por cada parte. En ese plan, el Tesoro paraguayo asumiría 600 millones de dólares y Brasil el monto restante. El ministro brasileño de Minas y Energía, Edison Lobao, calificó esta semana de "inaceptable" una propuesta como esa, pero se mostró dispuesto a "discutir el asunto para intentar encontrar un punto medio". La prensa brasileña manejó asimismo la posibilidad de que Bolivia y Venezuela imiten a Ecuador auditando sus deudas con Brasil, información que generó gran revuelvo en el Congreso, que pidió a la cancillería y al BNDES que expliquen la situación de los préstamos internacionales de Brasil. Tanto Evo Morales, el presidente boliviano, como Hugo Chávez, de Venezuela, estarán presentes en la megacumbre de Costa do Sauipe, que albergará encuentros del Mercosur, de Unasur, así como una cumbre de naciones latinoamericanas y caribeñas y una reunión del Grupo de Rio.

Descarga la aplicación

en google play en google play