Escúchenos en línea

Prevén rápido deterioro de balanza comercial brasileña

Río de Janeiro. EFE. | 6 de Enero de 2009 a las 00:00
La balanza comercial de Brasil acentuará su rápido deterioro en 2009 con una caída del 30,8 por ciento en el superávit comercial, hasta los 17.120 millones de dólares, según previsiones divulgados este martes por la patronal de los exportadores. Las exportaciones caerán un 17,6 por ciento, hasta los 163.150 millones de dólares, mientras que las importaciones se van a contraer un 15,7 por ciento, hasta los 146.030 millones de dólares, según los datos de la patronal Asociación de Comercio Exterior de Brasil (AEB). Esta asociación admite que las previsiones puedan cambiar en el curso del año, puesto que "el escenario está muy volátil", reconoció el vicepresidente del ente, José Augusto de Castro, en declaraciones a la estatal Agencia Brasil. Según Castro, a pesar de la caída de precios, se mantendrán los niveles de ventas de materias primas, principal producto de exportación de Brasil, mientras que se verán más afectados los productos básicos y semi-manufacturados. El mineral de hierro, líder absoluto en las exportaciones del país, se mantendrá en la franja de los 15.000 millones de dólares. Los sectores de la soja en grano y el petróleo se situarán ligeramente por debajo de los 8.000 millones de dólares, mientras que la carne de pollo y los aviones facturarán cerca de 4.500 millones de dólares cada uno. La rebaja en el precio internacional de las materias primas también afectará a otros países de Suramérica, lo que "va a disminuir mucho los ingresos de exportación de esos países", en palabras de Castro. La consecuencia para Brasil será una disminución de las exportaciones a sus vecinos, en torno al 15 por ciento, porque estos verán mermado su poder de compra. En 2008 el comercio internacional de Brasil arrojó un saldo positivo de 24.735 millones de dólares, cifra un 38,9 por ciento inferior a los 40.039 millones de dólares registrados el año anterior, según cifras oficiales. La caída del saldo comercial estuvo vinculada a la disminución de la demanda internacional por la crisis y por la fuerte depreciación del orden del 31,79 por ciento del real frente al dólar. Después de publicar estas cifras la semana pasada, el Gobierno evitó realizar predicciones para 2009 por el escenario de inestabilidad, que invitó a teñir de pesimismo los cálculos de la AEB.

Descarga la aplicación

en google play en google play