Escúchenos en línea

Inteligencia brasileña investiga vínculos Lugo-Sin Tierra

Sao Paulo. AFP. | 8 de Enero de 2009 a las 00:00
La Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin) investiga un posible acercamiento entre el gobierno de Paraguay y el Movimiento de campesinos Sin Tierra (MST) de Brasil para promover acciones contra el tratado de la hidroeléctrica binacional de Itaipú, informó este jueves el diario O Estado de Sao Paulo. "Por determinación del Palacio (presidencial) del Planalto, la Abin deberá monitorear el acercamiento que estaría teniendo lugar entre el MST y el gobierno del presidente Fernando Lugo de Paraguay", dijo O Estado. Según el diario, "la preocupación del gobierno (brasileño) es el intento de cooptación de los 'sin tierra' por los paraguayos con el objetivo de apoyar cambios en el Tratado de Itaipú, aumentando el valor de la energía pagado por Brasil, además de renogociar la deuda (de Asunción con Brasilia)". La distribuidora de electricidad "Eletrobras paga una bagatela para ellos (paraguayos) y quienes ganan de verdad son los grandes grupos económicos extranjeros que compran barata esa energía", dijo al periódico uno de los líderes del MST, Roberto Baggio. "Lugo, que es obispo y partidario de la Teología de la Liberación, siempre vio con simpatía las aciones del MST, que nació apoyado por obispos brasileños ligados a la misma línea teológica", señaló O Estado. Recordó además que el diario Valor Económico informó la víspera que "Lugo habría enviado representantes de su gobierno para tener contactos con movimientos sociales brasileños". La hidroeléctrica de Itaipú funciona desde 1984, basada en el tratado firmado por los dictadores Emilio Garrastazú Medici de Brasil y Alfredo Stroessner de Paraguay en 1973. A cada país le corresponde 50% de la energía, pero Paraguay consume sólo 5% y vende el resto a Brasil. Eletrobras compra esa electricidad a 45,31 dólares por MW (precio 2008), pero de ese valor 42,5 dólares se dedican a pagar la deuda paraguaya con Brasil (que financió la construcción de la usina) y restan líquidos para Asunción 2,81 dólares por MW. El saldo de la deuda asciende actualmente a 19.600 millones de dólares. Lugo se opone al tratado e incluso basó su campaña electoral de 2008 en la promesa de luchar por introducirle cambios importantes a favor de su país.

Descarga la aplicación

en google play en google play