Escúchenos en línea

Cuba difunde reporte de DDHH que presentará a ONU

La Habana. La Voz.com. | 16 de Enero de 2009 a las 00:00
Cuba defendió ante Naciones Unidas los argumentos por los cuales encarceló a disidentes, mientras resaltó su accionar en materia de derechos humanos en especial los de corte social como el de la alimentación o la salud. Las autoridades isleñas colocaron en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores el "Informe Nacional" que deberán rendir en el Consejo de Derechos Humanos de Ginebra el 5 de febrero próximo. "Es el resultado un proceso que involucró a numerosos ministerios e instituciones gubernamentales y/o estatales, al Parlamento, a más de 300 organizaciones no gubernamentales y a otras entidades pertinentes", expresó el documento. La no gubernamental y disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDDHHyRN) criticó la semana pasada el reporte alegando que ninguna organización opositora fue consultada y lo calificó de trabajo "a puertas cerradas". A lo largo de unas 20 cuartillas el texto de la cancillería presenta las bondades del sistema del país, concebido como "un Estado Socialista de Trabajadores" con un marco político "genuinamente autóctono" y con su constitución aprobada en 1976. Además dio un amplio espacio a explicar el modelo electoral de partido único, aunque manifestó que en el caso del Comunista, el único con personería jurídica, no cumple funciones comiciales pues no puede nominar a sus militantes a los cargos. Actualmente el ex presidente Fidel Castro y su hermano el mandatario Raúl Castro son el primer y segundo secretario respectivamente de la organización. El texto habló además de los poderes legislativo y judicial, incluyendo la existencia de la pena de muerte como una sentencia extrema que está bajo moratoria del Ejecutivo pues en 2008 Castro conmutó estas condenas. En el apartado de "obstáculos y problemas", el reporte abordó el tema de los disidentes, a los cuales el gobierno de la isla no otorga estatus de opositores y que fue el centro de críticas de sus rivales políticos. "La fabricación y financiamiento de una supuesta disidencia interna y su tratamiento mediático internacional" constituyen un negocio incluso para los grupos de exiliados de Estados Unidos, comentó el documento al recordar que el presidente norteamericano George W. Bush dispone de una partida presupuestal --año fiscal 2007-2008-- de unos 80 millones de dólares para fomentar un cambio de sistema en la isla. Según el documento, "el pueblo cubano defiende su Revolución" y "los agentes de la potencia extranjera que pretenden destruir la nación cubana, son sancionados cuando cometen delitos". Un balance semestral realizado por la no gubernamental CCDDHHyRN indicó que hay unos 200 presos políticos en la isla, una cifra que fue bajando en los últimos años.

Descarga la aplicación

en google play en google play