Escúchenos en línea

Sobrevivientes de avión salieron mientras se hundía

Río de Janeiro. LaVoz.com. | 8 de Febrero de 2009 a las 00:00
Un puñado de personas sentadas en la parte trasera de un avión que cayó en un río lodoso de la selva amazónica se las arreglaron para abrir una puerta de emergencia y nadar antes de que el aparato se hundiese, arrastrando a otras 24 a su muerte. La mayoría de las víctimas eran miembros de una sola familia que fletó el avión para viajar a una fiesta de cumpleaños, afirmó el domingo Fernando Bezerra, director de la compañía que operaba el avión. Agregó que casi 20 personas a bordo eran familiares, más varios amigos y los dos pilotos. Los buzos recuperaron el domingo los cuerpos de 24 personas que murieron cuando el avión de turbo-hélice se desplomó el sábado en medio de una tormenta fuerte sobre el río Manacapuru aproximadamente a 80 kilómetros (50 millas) de Manaos, dijo el jefe de bomberos Jair Ruas Braga. El piloto y el copiloto estaban entre los muertos. Siete niños estaban entre los muertos, además de nueve mujeres y ocho hombres, dijo Braga. Un niño de nueve años estuvo entre las cuatro personas que sobrevivieron. "Todo ocurrió demasiado rápido. El avión se hundió muy rápido", dijo Brenda Moraes, una sobreviviente de 21 años, a Globo TV. "Solamente nos salvamos porque estábamos sentados en las últimas filas y logramos abrir la puerta de emergencia". Los familiares de los sobrevivientes dijeron que al parecer uno de los motores falló apenas a la hora de iniciado el vuelo, que partió de la ciudad de Coari. Los sobrevivientes "abrieron la puerta trasera y salieron del avión cuando se estaba sumergiendo", dijo el familiar Walcione Tavares a Globo TV. Residentes del área fueron los primeros en llegar al lugar y los socorristas alcanzaron a los sobrevivientes más tarde. Braga dijo el domingo que la causa del accidente sigue bajo investigación. Los cuatro sobrevivientes sufrieron solamente heridas leves y estaban en buenas condiciones el domingo, dijo Marcelo Alves Cabral, director del hospital en el que fueron tratados. Alves le dijo al sitio web de Globo que la peor herida la tuvo un hombre de 23 años, con una cortada en la espalda. El avión pertenecía a la firma Manaus Aerotaxi y hacia un viaje de 300 kilómetros (185 millas) para llevar a los pasajeros desde la ciudad de Coari a la de Manaos, la capital del estado de Amazonas. Bezerra dijo que el avión había sido sometido a todas sus inspecciones de mantenimiento programadas. La Oficina de Aeronáutica Civil de Brasil (ANAC) dijo que el avión tenía todos sus registros en orden. Una vocera de ANAC informó el sábado el número de matrícula del avión, PT-SEA, que según el sitio de internet de esa oficina corresponde a un modelo Embraer EMB-110P1. El avión bimotor tiene una capacidad máxima de transportar a 21 personas, de acuerdo con la página de ANAC en internet.

Descarga la aplicación

en google play en google play