Escúchenos en línea

Fiesta indígena abre largo carnaval en Bolivia

La Paz. La Voz.com. | 20 de Febrero de 2009 a las 00:00
Una festividad folclórica autóctona y rituales a los dioses andinos en el occidente del país abrieron los festejos del Carnaval boliviano que se extenderán hasta el martes. La ciudad minera de Oruro en la región andina a 180 kilómetros al sur de La Paz abrió las celebraciones el jueves con un festival de danzas indígenas del occidente. Miles de danzarines con sus vestimentas multicolores y su música con instrumentos vientos bailaron por las calles de la ciudad de Oruro el jueves por más de seis horas. Por esas mismas avenidas unos 50.000 danzarines y músicos de danzas más criollas bailarán el sábado hasta la madrugada del domingo en "la entrada de Carnaval" nominada por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad. El propio presidente Evo Morales tocó trompeta en su adolescencia en una de las populares bandas de música de Oruro. También el sábado la ciudad de Santa Cruz en el este será escenario de bailes callejeros de comparsas y reinas en un festejo típicamente oriental. Como parte de esas celebraciones mineros de Oruro finalizaron la madrugada del viernes sus rituales de celebración a las deidades andinas en los socavones. Una llama blanca es sacrificada durante ese rito llamado wilancha. El corazón del animal aún latiendo es llevado hasta las profundidades para pedir buena suerte en la búsqueda de minerales y protección para las vidas de los mineros. La sangre riega las rocas y los mineros terminan bebiendo alcohol y masticando coca al rededor del "tío" una estatua que simboliza al diablo y al cual los mineros veneran porque creen que habita los socavones. En las ciudades, el jueves fue "día de comadres" una celebración femenina que se ha popularizado en todas las capas sociales. El viernes es "día de compadres". En ambas abunda el baile y el alcohol. Entre los jóvenes de las ciudades domina el juego de agua y los bailes callejeros. Miles de personas suelen viajar favorecidos por el largo fin de semana. Incluso Morales hizo un espacio en su recargada agenda y convocó a un festejo en el Palacio Presidencial para la tarde del viernes. La ceremonia que tendrá lugar en la casa de Gobierno es conocida como "challa" y consiste en ofrendar a la Pachamama (Madre Tierra) invocando a la buena suerte. Un yatiri (sacerdote aymara) presidirá el ritual al cual fueron convocados los ministros. Esas celebraciones típicamente indígenas y reservadas antes a los barrios populares ingresaron a las altas esferas de política boliviana con la llegada de Morales a la presidencia.

Descarga la aplicación

en google play en google play