Escúchenos en línea

Cuba alivia resolución de gastos para empresas estatales

La Habana. Reuters. | 26 de Marzo de 2009 a las 00:00
El presidente cubano, Raúl Castro, alivió los controles estatales de cómo las empresas gastan sus divisas en la primera señal de los cambios en la economía local tras la reciente reestructuración del gabinete, dijeron esta semana empresarios y economistas. Fuentes cubanas y extranjeras radicadas en la isla dijeron que las autoridades han terminado el reglamento que exige el Banco Central para la aprobación de todos los gastos de las empresas estatales que excedan más de 10.000 dólares. Los analistas dijeron que el nuevo paso significaría menos burocracia y control estatal. El reglamento ahora eliminado ha frenado el día a día de las operaciones de las empresas estatales, afectando la producción, y ha hecho muy poco para controlar eficazmente los gastos estatales en la isla, dijeron las fuentes que pidieron no ser identificadas. "La comisión de ingresos de divisas, creada por el Banco Central, ya no está en el negocio", dijo un empresario cubano. Un empresario extranjero dijo también que la medida de control se ha levantado. El fin de la resolución financiera para las empresas estatales se produce tras la mayor remodelación del Gobierno a principios de este mes que incluyó la sustitución de ocho ministros y varios altos funcionarios, ocupando los nuevos cargos generales de las Fuerzas Armadas, ex oficiales de mediana edad y directivos del gabinete. La reorganización hecha por Raúl Castro, considerado ampliamente una persona pragmática que asumió la presidencia en febrero del 2008 tras la enfermedad de su hermano Fidel, parece destinada a racionalizar y hacer más eficiente el sistema socialista de Cuba. Analistas del Banco Central dijeron que la aprobación de la resolución ya terminada se remonta a los años 2003 y 2004 cuando el Gobierno, entonces encabezado por Fidel Castro, implantó una rígida centralización de la economía después de que previamente permitió una mayor autonomía de las empresas estatales en la década de 1990 para hacer frente a la crisis dejada por la Unión Soviética. "Esto significa menos burocracia, menos control central, más autoridad y responsabilidad en manos de los directivos de las empresas", dijo Phil Peters, del Instituto Lexington en Virginia, que ha estudiado el tema comercial del Estado cubano. "Si continúan las reformas más profundas, entonces las empresas estatales serán más eficientes y rentables - habrá menos, porque los perdedores quedarán afuera de los negocios", dijo Peters. Economía maltratada Peters y otros analistas consideran que Raúl Castro, que confía en los militares y tecnócratas en su gabinete, está tratando de sacudirse la inercia burocrática y la desorganización que ha afectado a la economía de la isla. La economía cubana ha sido duramente golpeada por tres huracanes el año pasado, con fuertes caídas de los precios internacionales en coincidencia con la crisis financiera global. La balanza de pagos, que mide el flujo de divisas dentro y fuera del país pasó de un superávit de 500 millones de dólares a un déficit de más de 2.000 millones el año pasado, según varios cálculos, y dejó al país con pocas opciones para negociar nuevas condiciones de pago con acreedores extranjeros y las empresas. La última política de avanzar parece encaminada a eliminar algunas temas rígidos en la economía local dominada por el Estado. "En el futuro un proceso presupuestario más normal será seguido en los ministerios para aprobar los presupuestos anuales de las empresas en coordinación con el Ministerio de Economía y Planificación", dijo un economista cubano. "Será hasta el gabinete para garantizar el apoyo financiero para los presupuestos y, entonces, los directivos de las empresas serán capaces de comprar lo que necesitan sin mayor regulación, a menos que grandes sumas estén involucradas", dijo. Expertos consideran que los recientes nombramientos de Raúl Castro apuntan a un modelo económico empleado en las Fuerzas Armadas denominado "perfeccionamiento empresarial". El modelo del "perfeccionamiento empresarial" fue desarrollado para empresas que abastecían a las Fuerzas Armadas Revolucionarias cuando Raúl Castro era ministro de Defensa. Se trata de incorporar modernas normas de gestión y prácticas contables, y un mayor poder de decisión de los directivos día a día, así como vincular los salarios a los rendimientos individuales y colectivos. Desde que asumió la presidencia en febrero del 2008, Raúl Castro dio pequeños pero simbólicos pasos, como eliminar restricciones para la compra de ciertos bienes de consumo permitiendo a los cubanos alojarse en los hoteles anteriormente reservados sólo a los visitantes extranjeros. También ha descentralizado la toma de decisiones en la agricultura, concediendo mayor autonomía y tierras a los campesinos, en tanto elevó los topes salariales y permitió a los agricultores ganar todo lo posible mediante sus esfuerzos.

Descarga la aplicación

en google play en google play