Escúchenos en línea

Evo denuncia que oposición boliviana busca sabotear elecciones

La Paz. Reuters. | 5 de Junio de 2009 a las 00:00
El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció este viernes que sectores de la oposición conservadora intentan sabotear los comicios generales previstos para diciembre, en los que el mandatario indígena buscará una reelección que hasta ahora parece muy probable. El gobernante dijo que espera que esos comicios le permitan controlar la Asamblea Plurinacional, como pasará a llamarse el Congreso, para consolidar las reformas de línea indigenista y socialista incluidas en una Constitución "plurinacional" estrenada en febrero pasado. "Los enemigos del pueblo, los enemigos históricos desde la colonia, la república y la época neoliberal no quieren que haya elecciones porque saben que van a perder", sostuvo Morales en la combativa ciudad aymará de El Alto, contigua a La Paz. En un discurso transmitido en vivo por la televisión estatal, agregó que "si el pueblo triunfa (en diciembre), con seguridad será más fácil la implementación y la aplicación de la nueva Constitución Política del Estado boliviano". Morales hizo la denuncia mientras el oficialismo y la oposición discrepaban abiertamente sobre las eventuales consecuencias de un fracaso de un proyecto de empadronamiento biométrico de votantes encargado a la Corte Nacional Electoral. La Cámara de Diputados, controlada por el gobernante Movimiento al Socialismo, aprobó esta semana un proyecto de ley que autoriza la utilización del padrón manual de electores de las dos décadas pasadas, en caso de que el registro biométrico de los más de cuatro millones de votantes no esté listo para diciembre. Pero los opositores que controlan el Senado anunciaron que no darán paso a esa norma, acusaron al oficialismo de tratar de llevar adelante un fraude y dijeron que participarán en los comicios sólo si hay nuevo padrón, aunque no precisaron qué pasaría si el proyecto biométrico fracasa. El organismo electoral dijo que espera anunciar cerca del 10 de junio el futuro del padrón biométrico, un proyecto colosal para la pobre infraestructura tecnológica del país. Morales sugirió que la exigencia del empadronamiento digitalizado podría ser un nuevo intento opositor de bloqueo al proceso de cambios que lleva adelante desde que llegó al poder en enero del 2006, como el presidente más votado en un cuarto de siglo en la inestable y empobrecida Bolivia. Sin embargo, remarcó que confiaba en que los comicios se llevarán a cabo en diciembre y que las actuales disputas terminarán convertidas en un episodio más de "la larga lucha" de los movimientos sociales que respaldan a su Gobierno. "Gracias a la conciencia del pueblo boliviano hemos salido al frente, por eso dentro de ese optimismo estoy seguro que ese gran sentimiento que busca un nuevo país va a triunfar en diciembre", dijo. El gobernante -aliado del venezolano Hugo Chávez- y cuya popularidad no ha bajado del 50 por ciento en el último año, no tiene por ahora rivales definidos y podría beneficiarse de claras divisiones en el bando opositor. Pre candidatos derechistas como el ex presidente Jorge Quiroga, el ex prefecto regional Manfred Reyes Villa y el ex diputado Hugo San Martín han rechazado una invitación de cuatro prefectos regionales para conformar un frente común con un candidato único contra el líder indígena.

Descarga la aplicación

en google play en google play