Escúchenos en línea

Bachelet tilda de horrendo el asesinato del general Prats

Santiago. EFE. | 5 de Junio de 2009 a las 00:00
La presidenta chilena, Michelle Bachelet, calificó este viernes de "horrendo" el crimen del general Carlos Prats, comandante en jefe del Ejército durante el Gobierno de Salvador Allende, que fue asesinado junto a su esposa por la policía política de Augusto Pinochet en 1974. La mandataria encabezó la ceremonia de inauguración del Campo Militar de San Bernardo, que albergará en un mismo espacio al Regimiento de Artillería Tacna y al Regimiento de Granaderos, y que el Ejército bautizó con el nombre del general que fue vicepresidente de la República durante el Gobierno socialista de la Unidad Popular (1970-1973). "Se trata de un capítulo muy penoso de nuestra historia, pero no podemos ni debemos olvidar, porque de ello depende precisamente que no tropecemos con las mismas piedras, y que no se repitan crímenes tan horrendos como el suyo", dijo Bachelet. Carlos Prats y su esposa, Sofía Cuthbert, murieron al explotar una bomba colocada en su automóvil, el 30 de septiembre de 1974 en el barrio de Palermo, en Buenos Aires, donde se había exiliado tras el golpe militar perpetrado por Pinochet el 11 septiembre de 1973. La mandataria indicó que Carlos Prats fue "víctima del odio" y aseguró que sus asesinos "cegaron la vida de quienes siempre respetaron la Constitución y las leyes". Actualmente cumplen condena por el asesinato del general nueve ex represores, entre ellos el general retirado Manuel Contreras, ex jefe de la temible Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía secreta del dictador Pinochet. También intervino en la ceremonia el comandante en jefe del Ejército, general Oscar Izurieta, quien condenó públicamente "la vileza" del asesinato del ex general y expresó su repudia a los autores "de tan deleznable crimen". El jefe del Ejército chileno afirmó que la presunta participación de ex uniformados en la muerte de Prats constituye "un acto del mayor deshonor". "Es más, si ya el atentado a la vida del general Prats sería un agravio al honor militar, la muerte de su esposa constituiría un ultraje a nuestra cultura militar y al concepto de familia que tanto valoramos", precisó. Izurieta puntualizó que con ese homenaje la institución castrense "no pretende reescribir la historia", sino honrar a un "distinguido" comandante en jefe, "cuyo recuerdo ha estado largamente ausente en los cuarteles militares". La vinculación del Regimiento de Artillería Tacna con la figura del general Prats provocó el malestar de los familiares de las víctimas de la dictadura y los activistas de derechos humanos, ya que se trata del cuartel donde 25 asesores y miembros de la guardia personal de Allende fueron torturados el 11 de septiembre de 1973. Dos días después, los militares los sacaron de allí, los ametrallaron y escondieron sus cuerpos en una fosa clandestina en Peldehue, al norte de Santiago. En 1978, sus cuerpos fueron desenterrados, metidos en sacos junto a trozos de raíles ferroviarios y subidos a helicópteros militares, desde donde fueron arrojados al mar. Además, el Regimiento de Artillería Tacna fue el lugar desde donde el día del golpe militar el comandante del Grupo de Artillería, el mayor Enrique Cruz Laugier, y sus hombres sacaron las piezas de artillería con las que atacaron La Moneda, donde Allende se resistía momentos antes de que los aviones Hawker Hunter de la Fuerza Aérea bombardearan el palacio presidencial.

Descarga la aplicación

en google play en google play