Escúchenos en línea

Panel del Congreso debate otra vez estatus de Puerto Rico

Washington. La Voz.com. | 24 de Junio de 2009 a las 00:00
Un comité de la Cámara de Representes inició este miércoles el debate de un nuevo proyecto que pretende resolver la relación entre Puerto Rico y Estados Unidos, pero encontró como en la mayoría de veces en el pasado el rechazo formal de alguna de las partes involucradas, en esta ocasión los independentistas y autonomistas. Ese rechazo puede condenar la gestión al estancamiento, ya que el Congreso estadounidense, que tiene poder de decisión en esas relaciones y ha analizado cuando menos siete propuestas desde 1998, ha tendido a archivar las iniciativas que no tuvieran apoyo de todas las corrientes políticas en la isla. El nuevo proyecto autoriza al gobierno de Puerto Rico a efectuar un plebiscito en el cual se consultaría a los electores si desean mantener el estatus actual de Estado Libre Asociado (ELA) o desean uno diferente. Si optasen por "uno diferente", se convocaría a otra consulta para decidir por la independencia, la conversión de la isla en un nuevo estado de la Unión (estadidad) o una relación novedosa de "soberanía en asociación con Estados Unidos", que jurídicamente no existe. Pedro Pierluisi, representante de Puerto Rico ante la cámara con el título de Comisionado Residente, con voz pero sin voto, dijo en el inicio del debate del Comité de Recursos Naturales que aun cuando su proyecto no define la última opción de soberanía, ésta sería "un acuerdo entre dos naciones soberanas". "El proyecto traído a consideración, así como está, es inaceptable y está destinado al fracaso", dijo Rubén Berríos Martínez, presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP). "La experiencia de los últimos años demuestra que el Congreso no promulgará una ley que directa o indirectamente prometa la estadidad para Puerto Rico". Héctor J. Ferrer Ríos, presidente del Partido Popular Democrático (PPD), que promueve la continuación del ELA potencialmente con términos actualizados, afirmó que el proyecto de Pierluisi tenía la apariencia de "una fachada inocente, pero esconde un esquema inusual y sin precedentes de dos rondas de votación destinadas a predeterminar el resultado de producir una mayoría artificial por la estadidad". Pierluisi, que representa al Partido Nuevo Progresista (PNP), pro estadidad, rechazó esos argumentos afirmando que de ser admitidos, "forzarían al pueblo de Puerto Rico a otro siglo de silencio". Puerto Rico, isla de 4 millones de habitantes, es un dominio territorial de Estados Unidos desde hace 111 años. España se lo entregó como botín de guerra junto con Cuba y las Filipinas, pero a estos dos últimos Estados Unidos les facilitó la independencia. Luis Fortuño, autor de otro proyecto de estatus como comisionado residente y antes de su actual cargo de gobernador de Puerto Rico, dijo que apoyaba la iniciativa de Pierluisi debido a que era necesario resolver el estatus de Puerto Rico porque el ELA no había sido nunca considerado "un estatus permanente". El proyecto de Pierluisi es el segundo en menos de dos años que se promueve en la Cámara de Representantes. En octubre del 2007, el Comité de Recursos Naturales aprobó un proyecto de Fortuño, pero la gestión no pasó de allí. En esa ocasión, Fortuño dijo que la Cámara de Representantes ya había hecho 66 intentos y el Senado 27 para resolver el estatus puertorriqueño y todos fracasaron. Su proyecto recibió por entonces el apoyo de las tres corrientes políticas de Puerto Rico, aunque los autonomistas lo hicieron con reservas.

Descarga la aplicación

en google play en google play