Escúchenos en línea

Lula condena golpe en Honduras y deja en Brasil a su embajador

Brasilia. AFP. | 29 de Junio de 2009 a las 00:00
El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva condenó este lunes el golpe de Estado que destituyó a su colega de Honduras, José Manuel Zelaya, y destacó que no aceptará ni reconocerá otro gobierno, al tiempo que la cancillería ordenó a su embajador no volver "por ahora" a ese país. "Nosotros tenemos que condenar este golpe. Nosotros no podemos aceptar o reconocer cualquier nuevo gobierno que no sea el del presidente Zelaya, porque él fue electo directamente por el voto, cumpliendo con las reglas de la democracia", declaró Lula en su programa radial. "Y no podemos aceptar más en América Latina que alguien quiera resolver su problema por la vía del golpe, porque nosotros no podemos aceptar que alguien vea alguna salida para su país fuera de la democracia, fuera de la elección libre y directa", destacó. Zelaya "debe retornar a la presidencia de Honduras. Es la única condición para que podamos establecer relaciones con Honduras", agregó Lula. Más tarde, tras un acto oficial para el anuncio de medidas de estímulo a la economía, Lula dijo a periodistas que el golpe "es inaceptable" y que "creo que el aislamiento de Honduras mientras no tenga un presidente democráticamente electo es una decisión de todos los foros de América Latina". Por su parte, la secretaría de prensa del Palacio de Itamaraty (cancillería brasileña) informó a la AFP que el Ministerio decidió que el embajador de Brasil en Honduras, Bryan Michael Fraser Neele, "permanezca en Brasil en vista de los acontecimientos (...) por ahora". Fraser Neele estaba de vacaciones en Brasil y esperará nuevas indicaciones. El domingo, el gobierno brasileño había expresado su enérgica condena a la acción militar que depuso al presidente de Honduras, y pidió que la Organización de Estados Americanos (OEA) se mantenga en asamblea permanente con relación al caso. Los militares de Honduras derrocaron a Zelaya y lo enviaron al exilio, por orden de la Corte Suprema y con apoyo del Congreso, lo cual provocó el rechazo mundial, con Estados Unidos y la ONU en primera línea. De acuerdo con medios locales, la Cancillería brasileña ya está desplegando un plan para liderar el desmantelamiento del golpe e instruyó a la embajada en Costa Rica a apoyar a Zelaya. Además, pronunció que la acción militar en Honduras configura "un atentado a la democracia" pidiendo la vuelta "inmediata" del mandatario.

Descarga la aplicación

en google play en google play