Escúchenos en línea

Calma y pocos electores a las urnas

Ciudad de México. Agencia PL. | 5 de Julio de 2009 a las 00:00
Una aparente tranquilidad transcurren este domingo en as elecciones legislativas de México, donde pocos acuden a las urnas pero pese a las prohibiciones no cesan las propagandas electorales. Aunque desde el jueves se inició un período de reflexión electoral que prohibía la celebración de reuniones, actos públicos de campaña, propaganda y proselitismo, varios autos pasan frente a las casillas incitando a votar por algún partido. El viernes último, el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, anunció que los cuerpos de policía mantendrán la presencia en los estados y municipios con el fin de asegurar que la ciudadanía pueda ejercer, con toda libertad y tranquilidad, su derecho al voto. De manera particular, reforzarán la vigilancia en aquellas zonas donde existen condiciones de alta incidencia delictiva, que pudieran afectar la jornada este domingo, expresó. Tras la breve explicación, el funcionario subrayó que el país está en calma y el acceso a las casillas continuará de manera tranquila. No obstante, seis horas después de la apertura de las urnas a las ocho de la mañana, éstas permanecían casi vacías, lo que favorece los pronósticos de un abstencionismo superior al 70 por ciento. El presidente del Instituto Nacional Electoral (IFE) de México, Leonardo Valdés, dijo que los partidos hicieron propuestas interesantes e incluso contrastantes en diversos temas durante la campaña, en la cual, según su criterio, no se ha reportado infiltración del narcotráfico. Sin embargo, los ciudadanos con derecho al sufragio decidieron censurar las actuales políticas y decisiones de las fuerzas de poder mediante el único recurso que tienen a mano: la abstención, el voto nulo o en blanco. En declaraciones a Prensa Latina, Hugo Rosell, periodista, politólogo y encargado de prensa del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (CILAS), señaló que la boleta anulada intencionalmente saca a relucir en este país un atisbo de protesta. El narcotráfico y la recesión económica inciden en el desencanto de una población de alrededor de 107 millones de personas, de las cuales 60 millones viven en la pobreza y unos 35 millones en la pobreza extrema, según cifras de estudiosos independientes. Los locales de votación cerrarán a las seis de la tarde en el centro del país (23:00 GMT), y en algunos estados de la costa del Pacífico, con dos horas menos, se podrá acudir a las urnas hasta las 01:00 GMT. Para estos comicios, el opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) cuenta con una ventaja de seis puntos frente al gobernante de Acción Nacional (PAN), cuya imagen ha sido vulnerada por la crisis económica. El PRI, que gobernó de 1929 a 2000 de manera ininterrumpida, podría duplicar su número de diputados y reemplazar a la agrupación de gobierno como primera fuerza en el Congreso de la Unión, que renovará sus 500 escaños. El PAN tiene actualmente 206 de los 500 diputados, frente a los 106 del PRI, que en las elecciones de 2006 perdió su predominio y quedó en un inédito tercer lugar. Sin embargo, la bancada priísta podría hacerse de la mayoría de los puestos, seguido del partido gobernante y desplazando al de la Revolución Democrática (PRD), a la tercera posición. En la actualidad, los perredistas son la segunda fuerza en la Cámara de Diputados con 126 bancas. En la mañana del lunes se darán los primeros resultados, que decidirán, además, seis gobiernos estatales, 606 ayuntamientos, 11 congresos locales, las 16 delegaciones de la capital y la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. Los comicios para renovar congresos locales y ayuntamientos coinciden con la elección federal en 11 demarcaciones: Campeche, Colima, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Guanajuato, Jalisco, Estado de México y Morelos y el Distrito Federal.

Descarga la aplicación

en google play en google play