Escúchenos en línea

Mexicanos esperan otra embestida de la influenza humana

Ciudad de México. Agencia AFP. | 26 de Julio de 2009 a las 00:00
La gripe «A» parece haber dado un respiro a México luego de que en abril y mayo desatara el pánico, aunque el gobierno se prepara para un repunte de casos en el próximo invierno en tanto los contagios siguen multiplicándose en su destrito más pobre, Chiapas (sureste). Las autoridades sanitarias de México -que tiene 138 muertos registrados- insisten en que el virus está controlado pese al brote de los últimos días en Chiapas, asiento de numerosas comunidades indígenas, paso obligado de inmigrantes centroamericanos y popular destino turístico. Un niño de cinco años, que sobrevivió al mal, y una mujer de 38 que murió habían sido identificados como los "pacientes cero" con síntomas a mediados de abril. Pero una investigación reveló que el primer contagio de gripe porcina fue una bebé de seis meses de San Luis Potosí, que enfermó el 24 de febrero y luego se recuperó. Ante la temporada invernal, México afirma estar preparado para enfrentar un repunte de casos de contagio producto de las bajas temperaturas, sobre todo a partir de noviembre. "Lo que pudo haber sido una desventaja de ser el primero, ahora es una ventaja estratégica porque ya se sabe qué hacer, quiénes responden bien, quiénes no, a los tratamientos", dijo el doctor Pablo Kuri, asesor gubernamental en materia de salud, a la AFP. El gobierno mexicano realiza actualmente campañas locales de prevención en las zonas afectadas, sobre todo en Chiapas, donde se registraron ocho de las 10 últimas muertes y donde se concentran el mayor número de contagios de los 14.861 de todo México, según el reporte oficial del pasado martes. En Chiapas ocurren entre 100 y 130 contagios diarios, aunque las autoridades locales han minimizado la situación y no han aplicado medidas de distanciamiento social en sitios públicos. Durante la alerta de abril y mayo pasados, se decretó la suspensión de clases en todo el país y se cancelaron los eventos deportivos, mientras que en la Ciudad de México, entonces la más afectada, cerraron museos, cines, restaurantes y otros comercios. Las investigaciones realizadas por científicos han descubierto que hubo casos en el norte y el centro del país antes de que se declarara la alerta en abril. "Es compleja la situacion para decir dónde se originó" el contagio, dijo la directora del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica de México (INDRE, gubernamental), Celia Alpuche, a la AFP. La paralización de actividades por la gripe porcina, sobre todo en el sector turístico, la tercera fuente de ingresos del país, tendrá un impacto en el PIB de México, que en el primer trimestre cayó 8,2%. Como recuerdo de la alerta sanitaria quedan algunos cubrebocas, termómetros y cuestionarios en aeropuertos, mientras que el sistema de salud tiene una reserva de 2 millons de dosis de Tamiflu y ha ordenado 20 millones de vacunas, si logra estar lista, para ser aplicada en diciembre en este país con 100 millones de habitantes. En octubre se empezará a aplicar la vacuna contra la influenza estacional en la población de mayor riesgo, sobre todo niños y ancianos. Para la aplicación de una eventual vacuna contra la gripe porcina, se realizan investigaciones a fin de determinar las áreas de mayor riesgo de contagio. "Es muy importante tener este estudio terminado antes de que empiece el otoño", añadió Alpuche. Se espera que las campañas para tomar medidas de prevención se reanuden en octubre.

Descarga la aplicación

en google play en google play