Escúchenos en línea

Correa acusa a su hermano de codicioso y opositor

Quito. La Voz.com. | 12 de Septiembre de 2009 a las 00:00
El presidente Rafael Correa acusó este sábado a su hermano Fabricio de "codicia" y de haberse unido a los sectores de oposición. El cruce de declaraciones y críticas entre ambos se intensificó luego de que se declarara la terminación unilateral de al menos dos de varios contratos que mantenía el estado con empresas de Fabricio Correa, a la construcción de obras en el sector público. "La codicia ya se ha apoderado de mi hermano... ya se ha puesto del lado de la oposición", dijo Correa durante su programa radial de los sábados "Diálogo con el Presidente" en el que ratificó la decisión de su gobierno de dejar insubsistentes los millonarios contratos. "Independientemente del costo personal que esto implique, los contratos de mi hermano serán terminados... la gran mayoría unilateralmente, porque la ley prohibía al hermano del presidente contratar" con el estado, precisó. Añadió que "la responsabilidad es solo mía. Yo soy el que he dado esa disposición". La víspera, Fabricio cuestionó públicamente al mandatario y aseguró que ha visto una "transformación" de su hermano que antes "era un hombre sencillo, afectuoso, apegado a la ley" y lamentó que en el gobierno "se toman muchas decisiones en base al nivel de popularidad". El jefe de estado, por su parte, afirmó que su hermano ha caído en "un juego político lastimoso". El hermano mayor de Correa demandó al estado por 37,8 millones de dólares, valor en que estima los perjuicios causados por la anulación de sus contratos. Niega intromisión en juicio a Chevron Correa negó cualquier vinculación de su gobierno en el caso que siguen comunidades indígenas ecuatorianas contra la petrolera Chevron por supuestos daños ambientales mientras operó en el país. "Nosotros no somos parte de ese proceso (judicial), ese es un proceso privado, pero la petrolera está desesperada y quiere involucrarnos", afirmó el mandatario durante el programa radial sabatino Diálogo con el Presidente. Correa se refirió al caso de videos grabados con una cámara oculta y que fueron difundidos por Chevron, en los que el ex juez de la causa Juan Núñez al parecer anticipaba su fallo con una multimillonaria multa a la petrolera, por la demanda de contaminación ambiental que afronta. "Si alguien se reunió (con el juez) en nombre del gobierno, que enjuicien a ese alguien porque no tiene nada que ver con el gobierno", agregó. Tanto la Fiscalía como la Procuraduría han expresado sus sospechas de que Chevron busca un escándalo a fin de "perjudicar" la imagen del estado ecuatoriano y "deslegitimar" a la justicia del país. Correa afirmó que la difusión de las grabaciones obedece a un acto "desesperado" de la petrolera a la que acusó de intentar "dilatar el proceso". Recalcó que "nuestro gobierno no tiene nada que hacer ahí (aunque) por supuesto que quiero que ganen nuestros compañeros indígenas". Agregó que "no vamos a caer en la trampa" y anunció que no volverá a referirse al tema. Un grupo de indígenas y campesinos de la Amazonía, que dicen representar a unas 30.000 personas, mantienen la demanda por daños ambientales a Texaco, hoy Chevron, que operó campos petroleros en Ecuador entre 1972 y 1990. El asesor de comunicaciones para América Latina de Chevron, James Craig, dijo en un comunicado que la empresa "no estuvo involucrada en lo absoluto en la grabación de los vídeos". Añadió que "las autoridades ecuatorianas parecen estar más interesadas en fabricar un caso en contra de Chevron, que en realizar una investigación justa". El caso derivó en la salida del juez Núñez.

Descarga la aplicación

en google play en google play