Escúchenos en línea

Colombia advierte que evaluará permanencia en Unasur

Bogotá. Reuters. | 16 de Septiembre de 2009 a las 00:00
Colombia planteó este miércoles su eventual retiro de la unión de países sudamericanos Unasur argumentando una falta de sensibilidad de los estados miembros frente a problemas de inseguridad que la golpean como el narcotráfico, el terrorismo y el tráfico de armas. El ministro de Defensa colombiano, Gabriel Silva, dijo que la reunión de Unasur que se realizó el martes en Quito fue tensa y difícil porque hubo una alianza de países contra Colombia para cuestionar un acuerdo de cooperación militar con Estados Unidos, ignorando otros temas sensibles para la seguridad regional. "Eventualmente si este impasse se perpetúa y no vemos una preocupación por el armamentismo, el tráfico de armas, el narcotráfico, el crimen organizado, si no hay sensibilidad por esos temas que son los de los colombianos, pues seríamos invitados de piedra y tocaría evaluar esa posibilidad", dijo Silva en declaraciones a Caracol radio. Los cancilleres y ministros de defensa de Unasur concluyeron su reunión en Ecuador sin un acuerdo definitivo para hacer transparentes sus políticas de seguridad, en medio de la negativa de Colombia para revelar los detalles de un acuerdo militar con Estados Unidos. El tratado autoriza a militares estadounidenses a utilizar siete bases en Colombia para operaciones contra el narcotráfico y el terrorismo, lo que despertó fuertes críticas de países como Venezuela y Bolivia. El presidente venezolano, Hugo Chávez, el más fuerte crítico de Washington en la región, considera que el acuerdo es una amenaza para su revolución bolivariana y un paso más en la intensión de Estados Unidos de invadir su territorio. Colombia insiste en reciprocidad El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, sostiene que el convenio no autoriza a Estados Unidos para lanzar operaciones ofensivas contra terceros países, sin lograr calmar las inquietudes de sus vecinos. Silva aseguró que una vez Colombia firme el acuerdo está dispuesta a revelar los detalles del documento a Unasur, siempre y cuando los demás integrantes del bloque hagan lo propio con la compra de armas y convenios firmados con otros países. El ministro de Defensa insistió que Colombia no emprenderá una carrera armamentista como algunos países vecinos y que la compra de equipos que ha hecho es para combatir la guerrilla izquierdista y el narcotráfico en su territorio. "No nos vamos a dejar tentar por el interés de los vecinos de jugueticos amenazantes", afirmó Silva. Chávez anunció la semana pasada un acuerdo con Rusia para que ese país le financie armamento por unos 2.200 millones de dólares. El mandatario compró en el pasado un millonario embarque de armas a Rusia como aviones, helicópteros y fusiles. Además de Venezuela, Brasil anunció que comprará aviones de combate a Francia, en tanto que Ecuador y Chile fortalecieron su flota aérea recientemente y Bolivia admitió planes para comprar aviones y helicópteros franceses y rusos. Silva descartó una posible mediación del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para solucionar la crisis diplomática con Venezuela, derivada del acuerdo militar de Bogotá con Washington. "Zapatero a tus zapatos", postuló el ministro. Por su parte el canciller colombiano, Jaime Bermúdez, dijo que hay interés de avanzar y lograr acuerdos dentro de Unasur, pero también es indispensable defender los intereses del país.

Descarga la aplicación

en google play en google play