Escúchenos en línea

Maestros chilenos rompen diálogo y ratifican paro indefinido

Santiago. EFE. | 22 de Octubre de 2009 a las 00:00
Los profesores chilenos se retiraron este jueves de una mesa de diálogo que buscaba evitar una huelga indefinida a que convocó el sector a partir de mañana, después que el Gobierno reiterara su negativa a incluir el pago de la llamada "deuda histórica" entre los puntos a debatir. "La autoridad llegó con cero propuesta y la reparación de la deuda histórica no está en la agenda", dijo a los periodistas el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, tras retirarse de la reunión. El Ejecutivo había acordado reunirse con los docentes y los alcaldes del país para evitar la huelga de docentes, que según las autoridades pone en riesgo el año escolar y perjudica principalmente a los alumnos. Gajardo sostuvo que el Gobierno insiste en su posición de que no existe dicha deuda. "Creo que ahí quedamos atrapados", añadió. Por su parte, el subsecretario de Educación, Cristián Martínez, lamentó la situación y señaló que, como consecuencia de la movilización, no se pagarán subvenciones y habrá descuentos para los enseñantes en paro. En tanto, el presidente de la Asociación de Municipalidades y alcalde de la comuna santiaguina de La Granja, Claudio Arriagada, indicó que este viernes presentarán ante la Justicia un recurso de protección para garantizar las clases a un millón y medio de niños. "Queremos que nos permitan medidas alternativas, que van desde el ingreso de los alumnos para recibir alimentación y contar con personal docente que asuma la tarea de aquellos que estén en paro", afirmó. El ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, rechazó tanto un paro que realizaron hoy los empleados públicos por demandas laborales como la anunciada movilización de los profesores. "La gente ha sufrido ya suficiente con distintos paros", dijo el jefe de Gabinete en la austral ciudad de Punta Arenas, donde estaba en una visita de trabajo. Pérez Yoma llamó a los maestros a no perjudicar a los estudiantes y agregó que los niños de escuelas municipalizadas han tenido un año con muy pocas clases. "El año escolar corre peligro. Volver a someter al sistema municipal a un nuevo paro significa perjudicar la educación pública en este país. Estos paros se pueden resolver de otra manera", enfatizó. El pasado martes, tras una asamblea de docentes, Gajardo anunció que los educadores iniciarán una movilización nacional a partir de mañana en espera de que el Ejecutivo entregue una respuesta satisfactoria a sus demandas. El dirigente detalló que solicitan que se establezca una ley de reparación, que contemple tanto el pago de la deuda histórica, que involucra a unos 84.000 maestros, como de la segunda cuota del bono Subvención Adicional Especial (SAE). El bono SAE es una asignación especial de 15.000 pesos (unos 28 dólares) por hora de contrato, es decir, en total al año el dinero a entregar a cada profesor debería ser entre 300.000 y 450.000 pesos (entre unos 550 y 825 dólares). La llamada "deuda histórica" se generó en 1981, cuando el Estado traspasó la educación básica y media a los municipios un año después de que el régimen militar anunciara un bono especial para compensar los bajos sueldos de los maestros, que se pagaría en cuatro cuotas, en años sucesivos. Según la Contraloría y el Gobierno, con el traspaso de la educación a los municipios los profesores dejaron de ser empleados públicos al no depender más del Ministerio de Educación y, por lo tanto, no les corresponde recibir beneficios como tales. La deuda, según los cálculos del profesorado, asciende hoy a más de 9.000 millones de dólares.

Descarga la aplicación

en google play en google play