Escúchenos en línea

Bolivia critica la presencia militar de EU en Haití

Puerto Príncipe. Erbol. | 19 de Enero de 2010 a las 00:00
El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, aseguró que Haití en estos momentos difíciles necesita ayuda humanitaria y no intereses "geopolíticos y geoestratégicos, que es lo que están pensando algunos países", al referirse a los Estados Unidos. Según Telesur, a su llegada al aeropuerto de Puerto Príncipe, donde arribó la tarde del lunes para entregar un lote de insumos básicos, García Linera aseguró que no tuvo problemas en el aterrizaje ni en la descarga de la ayuda humanitaria e instó a Estados Unidos a enfocar sus esfuerzos en salvar vidas. "Lo que se requiere para la reconstrucción de Haití son recursos: apoyo económico, apoyo médico, apoyo alimenticio, es lo que se requiere, espero que Estados Unidos se esté enfocando así", manifestó García Linera, después que el primer ministro haitiano, Jean-Max Bellerive, lo recibiera en el aeropuerto. El vicepresidente boliviano insistió en que el devastado país necesita apoyo para poder levantarse y no tropas militares. "Lo que necesitamos aquí en Haití no es tanto tropas armadas, como las que ha traído Estados Unidos, lo que necesitamos aquí son recursos: dinero, alimento e infraestructura", reiteró. Sin embargo, Bolivia mantiene a sus 205 soldados que integran una tropa de cascos azules de las Naciones Unidas en Haití, cada uno de ellos con un sueldo de mil dólares mensuales; aunque en realidad los conscriptos bolivianos de la misión solamente perciben al menos 700 dólares cada mes. Pese a ese “negocio” vigente, el titular boliviano indicó que mantiene las esperanzas de que el ex presidente estadounidense, Bill Clinton, quien se encuentra en Haití como coordinador, junto a su par George Bush, de una campaña para recolectar fondos para el país caribeño, "modifique la orientación de la cooperación norteamericana". "El ex presidente Clinton ha llegado aquí y (espero) que el informe que vaya a dar el ex presidente modifique la orientación de la cooperación norteamericana que debe apuntar lo que necesite el pueblo de Haití, no lo que necesite el gobierno norteamericano", afirmó el vicepresidente. Haití está constituido en forma de república semipresidencialista según la Constitución aprobada en 1987, pero cuya vigencia quedó suspendida desde entonces en varias ocasiones por la violencia política, particularmente tras el golpe de estado militar de 1991 y la crisis de 2004 que forzó la intervención de Naciones Unidas, a pedido de Estados Unidos, mediante el destacamento de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en ese país (MINUSTAH). Bolivia coadyuva en la supuesta pacificación de Haití con el envió de tropas. Pero, Bolivia no es el primer país latinoamericano que ahora critica la presencia de fuerzas militares estadounidenses en Haití, pues ya lo han hecho naciones como Nicaragua y Venezuela, pertenecientes a la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA). El pasado viernes, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, denunció que EEUU se vale de la tragedia que vive el país caribeño para ingresar a miles de soldados armados, y consideró que la situación es preocupante. "Se está manipulando un drama para instalar tropas norteamericanas en Haití, y que ya han ido tomando el control militar del aeropuerto en Puerto Príncipe y esto es preocupante". Ortega no se opone a que EEUU lleve cooperación humanitaria, equipos de rescate, ni que aviones y helicópteros del Ejército lleguen con alimentos y demás enseres de primera necesidad, "pero parece que no son suficiente las bases militares y quieren aprovechar esta tragedia del pueblo haitiano para instalarse en Haití, y yo quiero denunciar esto", enfatizó. Asimismo, hizo hincapié en que la llegada de miles de soldados estadounidenses no tiene ningún sentido. "No tiene ninguna lógica que tropas norteamericanas estén desembarcando en Haití. Si lo que Haití está pidiendo es ayuda humanitaria, no está pidiendo tropas. Sería una locura que todos empecemos a enviar tropas a Haití", cuestionó. El mandatario del país centroamericano envió brigadas solidarias a la devastada nación. También se encuentran en Puerto Príncipe 31 integrantes de una brigada militar de Nicaragua participando en tareas de rescate, atención médica y evaluación de daños causados por el sismo. Por su parte, el presidente venezolano, Hugo Chávez, denunció el domingo en su programa dominical, que EEUU está aprovechándose de la situación haitiana para ocupar la nación caribeña y tener el control del Gobierno y les recomendó enviar médicos y equipos de rescate "que bastante tienen". "Estados Unidos se aprovecha de lo que dejó el terremoto para ocupar Haití", dijo tras rechazar la presencia de miles de marines estadounidenses en el país afectado "armados como si fuera una guerra", recalcó el jefe de Estado venezolano en su programa Aló, Presidente. Además, hizo un llamado su homólogo estadounidense, Barack Obama, para que mande a Haití hospitales de campaña y equipos médicos en lugar de tropas armadas. "La prioridad es salvar vidas, no importa tanto el dinero, hay gente todavía atrapada bajo los escombros", exclamó el mandatario. Venezuela al igual que muchos países ha enviado ayuda humanitaria al tan necesitado país, que fue prácticamente aniquilado por un sismo de magnitud 7,3 en la escala de Richter hace seis días. El gobierno venezolano le donó a Haití un carguero con 225 mil barriles de diesel y gasolina, para ser trasladados a la zona de desastre. "Que el pueblo de Haití sepa que vamos a enviarle lo que requiera de combustible. Ahí no podemos ser pichirres (egoístas) ni nada", señaló. Del mismo modo, Caracas ha enviado distintos cargamentos con alimentos, agua y medicinas a través de un puente aéreo activado pocas horas después del terremoto. Francia se sumó al grupo de países que cuestionan la presencia de marines estadounidenses en Haití, y este lunes exhortó a Naciones Unidas (ONU) a tomar el control del rescate de Haití. El secretario de Estado francés para la cooperación, Alain Joyandet, expresó que "se trata de ayudar a Haití, no de ocupar Haití". Estados Unidos ha enviado unos 7 mil 500 militares, que se unirán a los 5 mil 800 ya desplazados al país. "La ONU está trabajando, espero que haya una decisión (y) se precisen las cosas, en cuanto al rol de Estados Unidos, porque se trata de ayudar a Haití y no de ocupar a Haití", reafirmó el francés. Otro de los problemas que ha enfrentado el pueblo haitiano es la desorganización en cuanto a la distribución de la ayuda humanitaria, que si bien ha llegado constantemente no ha sido repartida de la misma manera, lo que ha provocado caos. En este sentido, el viceministro boliviano señaló "creo que por lo que hemos visto superficialmente, ya hay un proceso lento de reconstrucción de una estructura de organización (...) lo importante es coordinación, la auto-organización de la población". Asimismo, manifestó su conmoción ante la catástrofe "es terrible, es terrible ver que una ciudad, un país ha quedado desmoronado". García Linera explicó que le entrega a Haití lo que tiene, no lo que le sobra. "Bolivia ha traído para compartir parte de lo que tiene, nosotros no compartimos lo que nos sobra, sino lo que tenemos, hemos compartido: alimentos, arroz producido por campesinos bolivianos (...) y sangre (...) centenares de litros de sangre y plasma". A su llegada el primer ministro le agradeció el esfuerzo, la solidaridad del pueblo boliviano para ayudar a su país. "Su voz, su presencia es lo más importante y de su contingencia militar es positiva para el pueblo haitiano", manifestó el ministro e insistió que "el pueblo haitiano está muy agradecido".

Descarga la aplicación

en google play en google play