Escúchenos en línea

Alianzas de acérrimos rivales buscan evitar vuelta del PRI al poder

Ciudad de México. EFE. | 3 de Febrero de 2010 a las 00:00
Las polémicas alianzas políticas que están armando dos acérrimos rivales históricos, de la izquierda y la derecha mexicanas, buscan cerrarle el paso al PRI, que tiene buenas posibilidades de volver a la Presidencia en 2012, según coinciden varios analistas. Este año se celebrarán elecciones para elegir a gobernadores en doce estados, de los 32 que tiene México, de los cuales en cuatro buscan aliarse el conservador Partido Acción Nacional (PAN, en el poder desde 2000) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD, uno de cuyos sectores no reconoce al presidente panista Felipe Calderón). Las negociaciones para estas alianzas han prosperado en el estado de Durango, donde PAN y PRD, con sus aliados naturales PT y Convergencia, anunciaron el pasado fin de semana que postularán como su candidato a un ex priista, José Rosas Aispuro Torres. Las negociaciones continúan en Puebla, Oaxaca e Hidalgo. El analista político Salvador García Soto dijo en una entrevista que estas alianzas son temidas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que ha echado la carne al asador para estas doce elecciones que se celebrarán el 4 de julio, pues allanarían su camino a Los Pinos (casa presidencial) en los comicios de 2012. Los priístas han calificado a estos acercamientos entre rivales políticos como "vergonzosos" y "antinatura". Sobre estas uniones García Soto afirma que no son políticas ni ideológicas sino electorales, con el objetivo de derrotar a gobiernos caciquiles en los estados donde estas asociaciones tienen oportunidad. Uno de los que más teme a estas coaliciones, dice García Soto, es el gobernador del central Estado de México, Enrique Peña, a quien se considera el posible candidato del PRI a la Presidencia del país y que cuenta con el apoyo de los llamados "poderes fácticos" de México. Peña, explica el analista, ve en las alianzas entre derechistas e izquierdistas un "ensayo" y cree que si funcionan, para 2011, en los comicios por el Gobierno del Estado de México -clave por el número de votos con 9 millones de electores-, PAN y PRD podrían armar una coalición opositora con un candidato fuerte. Una derrota en el Estado de México podría dejar sin plataforma a Peña para lanzarse como candidato presidencial, de acuerdo a García Soto. Estas alianzas no han transitado por un terreno llano y algunos sectores de ambos grupos han reaccionado ante lo que consideran perversiones políticas. Andrés Manuel López Obrador, una figura relevante en el PRD y que no reconoce a Calderón como presidente, ha rechazado estas alianzas, al considerar que "representan lo mismo" y a "un grupo oligárquico" que domina como en la época del dictador Porfirio Díaz (1884-1911). De los 32 estados que hay en el país, el PRI controla 19, siete el PAN y el PRD seis, incluida la capital. En doce de estos estados, el PRI ha mantenido su hegemonía durante más de 80 años, dice el analista Jesús Cantú en un artículo para el semanario Proceso. En los 12 estados en los que este año está en juego la gobernación, el PRI gobierna nueve, el PAN dos y el PRD uno. Cantú recuerda que no son nuevas las alianzas entre el PAN y el PRD contra el PRI, al señalar que en nueve ocasiones estos partidos han postulado a un candidato con el objetivo de sacar a los priistas. De estas uniones, en tres elecciones obtuvieron la mayoría en las urnas, en una más hubo un fraude electoral que derivó en la renuncia del priista ganador, en una quinta la alianza estuvo cerca de ganar y en las restantes cuatro no prosperaron por diversas circunstancias. "De concretarse las coaliciones en las cuatro entidades, las distintas fuerzas políticas que las compongan se partirían equitativamente los beneficios y no sufrirían mayores perjuicios, que eventualmente recaerían en el tricolor (PRI), lo que explica su virulenta reacción", dice Cantú. Estas asociaciones coinciden con la discusión en el Legislativo de una propuesta de reforma política enviada por Calderón, que los priistas han señalado que no la aprobarán, y que los analistas interpretan como una venganza por el acercamiento del PAN con el PRD.

Descarga la aplicación

en google play en google play