Escúchenos en línea

Cuba y EEUU buscan tercer país para negociar turismo

Agencias. | 18 de Febrero de 2010 a las 00:00
Empresarios estadounidenses y funcionarios cubanos se encontrarán en un tercer país para hablar del turismo en la isla, un mercado cerrado por Washington para sus ciudadanos pero con un potencial que las empresas esperan aprovechar. Unos 75 representantes de firmas del país norteamericano --la cifra no es definitiva-- se darán cita en el balneario mexicano de Cancún del 24 al 26 de marzo próximo, indicó este jueves en rueda de prensa Kirby Jones, uno de los organizadores estadounidenses. Este evento "dará la oportunidad para que hombres de negocios tengan reuniones con oficiales cubanos porque los ejecutivos no pueden venir a Cuba", agregó. Jones, de la firma Alamar Associates, ya realizó otras citas similares con sectores como la agricultura y una sobre turismo en 1991. "Hay un presidente nuevo (en Estados Unidos), hay un clima diferente", comentó. Sin embargo, señaló que eso no significa que "todos los problemas" en las tensas relaciones entre los dos países se vayan a superar de manera inmediata. Además ahora hay nuevas iniciativas de leyes en el congreso de Estados Unidos que buscan levantar las restricciones para que los ciudadanos de ese país puedan viajar a la isla. El encuentro estará auspiciado entre otros por la Asociación de Touroperadores de Estados Unidos. Jones indicó que empresarios y funcionarios podrán tener contacto directo y discutir en privado sus negocios. Ambas partes realizaron una videoconferencia en diciembre y los empresarios expresaron preocupación por algunas dificultades legales en la operación de los negocios dada las leyes de la isla como la prohibición constitucional de vender tierras para proyectos privados. "Claro que hay condiciones, aspectos (legales) que tienen que estar resueltos", a la hora de hacer negocios, comentó Jones. "Eso no quiere decir que no vale la pena comenzar el proceso de hablar y discutir para que los americanos puedan explicar lo que quieran hacer y lo que puedan hacer y los cubanos darle información", expresó. Impuestas por Estados Unidos a comienzo de los 60, las sanciones contra Cuba prohíben a los ciudadanos de esa nación visitar la isla por su sistema comunista de gobierno. Las medidas contra La Habana conforman un entramado que prácticamente imposibilita todo negocio --salvo alimentos y en condiciones poco atractivas-- entre ambos países y buscan presionar por cambios en su modelo político. El asesor del Ministerio del Turismo, Miguel Figueras, indicó que según algunos cálculos el levantamiento de las sanciones podría provocar la llegada a la isla de unas 850.000 personas anualmente proveniente de Estados Unidos. Unos 50.000 estadounidenses y 250.000 cubanos residentes en ese país llegaron a la isla en 2009, la mayoría a través de terceros países.

Descarga la aplicación

en google play en google play