Escúchenos en línea

Ecuador agradece a UE respuesta a que no asistiera Lobo

Lima. EFE. | 10 de Mayo de 2010 a las 00:00
El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, agradeció este lunes la "respuesta muy inmediata y pronta" que según dijo tuvo el Gobierno español ante el reclamo de algunos países de Unasur para que el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, no participase en la Cumbre de Madrid. Patiño, cuyo país ejerce la presidencia pro témpore de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), dijo que la ausencia de Lobo "permite la presencia de prácticamente todos los presidentes latinoamericanos en esta cumbre" entre la Unión Europea y América Latina y el Caribe (UE-ALC). Fue el mismo Lobo quien ante el boicot a su participación en la cumbre anunciado por Venezuela, Bolivia, Ecuador y Brasil comunicó la semana pasada que no pensaba asistir a la reunión de presidentes de ambos grupos de países prevista para el 18 de mayo en Madrid, sino solo a la cita UE-Centroamérica del día siguiente. El secretario de Estado español para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, que estuvo en Tegucigalpa la semana pasada, dijo el jueves pasado que había sido una decisión del Gobierno de Lobo, de quien destacó que ha hecho una "contribución" a la Cumbre. Sin embargo, Patiño agradeció "la flexibilidad que ha tenido el gobierno español en haber concretado esta situación que permite superar la presencia de los presidentes latinoamericanos". Pese a que también estaba en la rueda de prensa junto a Patiño, el canciller de Perú, José Antonio García Belaúnde, no hizo ninguna alusión a la polémica surgida en torno a la participación de Honduras en la Cumbre UE-ALC. Dos miembros de Unasur, Perú y Colombia, han reconocido al Gobierno de Lobo, al igual que EE.UU., España y todos los países centroamericanos salvo Nicaragua. Los países que no reconocen al Gobierno de Lobo alegan que fue elegido en un marco de ruptura del orden constitucional, porque en los comicios de noviembre pasado Honduras estaba gobernado por quienes tomaron el poder tras el derrocamiento de Manuel Zelaya en un golpe de estado en junio pasado. Lobo, por el contrario, señala que las elecciones en las que resultó victorioso, que estaban convocadas desde antes del golpe, fueron democráticas y el pueblo pudo pronunciarse libremente. Según Patiño, después de que se anunciara en una cumbre de Unasur celebrada a comienzos de mayo en Argentina el boicot a la presencia de Lobo en la Cumbre de Madrid, la organización regional pidió expresamente al gobierno español que retirase la invitación a Lobo.

Descarga la aplicación

en google play en google play