Escúchenos en línea

México desarticula dos redes de trata de personas, una de menores

Ciudad de México. EFE. | 20 de Mayo de 2010 a las 00:00
Una red de explotación laboral camuflada en un hogar social, que abusaba de menores de edad, y otra de prostitución que simulaba ser un salón "spa" fueron desarticuladas por la policía, informó este jueves la Procuraduría General de Justicia de la capital mexicana. El 13 de mayo la Fiscalía capitalina comenzó un operativo que se saldó este lunes con cinco detenciones y con la liberación de 37 personas, entre ellas 27 menores, a las que supuestamente se explotaba laboral y sexualmente en la casa de asistencia a indigentes "Adulam", ubicada en el oeste de la ciudad. Asimismo, el pasado martes fueron capturados Claudia Escalante González y Hugo Escalante Penkoff, presuntos responsables de la red de prostitución que se ocultaba en una casa de masajes antiestrés en el sur de la capital, donde se engañó y obligó a vender su cuerpo a varias jóvenes mediante amenazas y extorsiones. En marzo, cuatro de los huéspedes de "Adulam" denunciaron que eran obligados a comerciar con distintos productos en la calle, sin obtener remuneración, y a entregar entre 700 y 800 pesos diarios (entre cincuenta y sesenta dólares) ya que, si no lo hacían, se les negaba el alimento. Una menor de dieciséis años denunció también que Emilio Moctezuma, director de "Adulam" y uno de los detenidos, la violó mientras una de las asistentes de éste la sujetaba. Todas las víctimas eran amenazadas constantemente con ser trasladadas a otras casas fuera del Distrito Federal y a un lugar llamado Isla Veracruz, donde la hermana de esta última chica fue enviada para ejercer la prostitución. Además, una mujer declaró que desconoce el paradero de su hija desde que le fue arrebatada recién nacida y enviada a un hogar de asistencia en el vecino estado de México, y otra -también menor de edad- aseguró que le practicaron un aborto sin su consentimiento. Los detenidos por este caso son el ya mencionado Emilio Moctezuma Beltrán, Tomás Emilio Beltrán Saldaña, Ruth Carolina Corona Ruiz, María Eugenia Galván Padilla y Miguel Ángel Galván Herrera, a los que se acusa de los delitos de trata de personas, tráfico y corrupción de menores, violación, aborto y delincuencia organizada. Un equipo de abogados, psicólogos y trabajadores sociales asistió a las 37 víctimas de esta red, todas ellas con síntomas de Síndrome de Estocolmo, y quienes fueron transferidas a otros espacios de atención social para facilitar su recuperación. El "spa" que encubría una mafia de prostitución fue descubierto gracias a la denuncia de la dueña del inmueble, que se lo había alquilado a Claudia Escalante, ya capturada, quien no pagaba desde el año pasado. Mientras realizaba los trámites para rescindir el contrato, la propietaria descubrió la red, a partir de un grupo de empleadas del salón. Éstas relataron que, desde que la casa de masajes -en la que trabajaban desde hacía seis años- se trasladó a este domicilio, Claudia Escalante las obligaba a trabajar en bikini o desnudas, y su hermano las amenazaba y les quitaba el dinero si no proporcionaban servicios sexuales. Entre otras cosas, se les chantajeaba con revelar sus actividades a sus familias.

Descarga la aplicación

en google play en google play