Escúchenos en línea

Expertos temen fraude en elecciones de Colombia

Bogotá. Agencia AFP. | 24 de Mayo de 2010 a las 00:00
El estrecho margen en intención de voto entre el independiente Antanas Mockus y el oficialista Juan Manuel Santos acrecienta los riesgos de irregularidades en las elecciones presidenciales de Colombia, cuya primera vuelta se disputará este domingo, coincidieron expertos. De acuerdo con las últimas encuestas, los dos candidatos se encuentran en empate técnico con Santos, del partido de La U, parte de la coalición gubernamental, ligeramente aventajado para la primera vuelta; y Mockus, del Partido Verde, adelante para la segunda, prevista el 20 de junio y la que mayores temores despierta. "La segunda vuelta es la más peligrosa. Si no se toman las medidas adecuadas o no hay sanciones ejemplarizantes el fenómeno de alteración de actas puede ocurrir", dijo a la AFP Alejandra Barrios, presidenta de la colombiana Misión de observación electoral (MOE). Colombia llega a estas presidenciales apenas dos meses y medio después de los comicios legislativos, cuyos resultados finales aún se desconocen por las dificultades técnicas que enfrentaron las autoridades electorales y por las denuncias de irregularidades, que aún están siendo investigadas. "La segunda vuelta va a ser de 'voto finish', lo que puede implicar controversias sobre el conteo, la manipulación de votantes y la compra de votos", opinó Javier Restrepo, director de la encuestadora Ipsos Napoleón Franco. "Ya ambos candidatos ganaron su electorado natural. El reto no va a ser ganar más votantes, sino conseguir que salgan a votar", agregó Restrepo, al señalar que para la segunda ronda los electores de los otros candidatos, que tendrán que escoger entre Santos y Mockus, "están muy repartidos". Para la MOE el mayor riesgo de estas presidenciales es la intervención en política de los funcionarios públicos. "Los programas de subsidio a las familias se están usando como un elemento de coacción para que sus beneficiarios voten a favor del candidato del gobierno", denunció Claudia López, directiva de la MOE, quien hizo un llamado público "a quienes pasen a la segunda vuelta a que mantengan la ponderación". En tanto, Elisabeth Ungar, directora de la organización no gubernamental Transparencia por Colombia, pidió estar atentos a "la financiación de las campañas y al uso de los recursos públicos". "Una cosa son los fondos que se declaran y otra los que se usan. Colombia tiene además como particularidad la presencia del narcotráfico y los actores armados ilegales, que hacen más complejo garantizar la pureza del proceso electoral", indicó Ungar a la AFP. Según la ley electoral colombiana, el tope de gastos en la campaña para la primera vuelta es de 17.000 millones de pesos (unos 8,5 millones de dólares) y para la segunda ronda es de 8.500 millones de pesos (4,25 millones de dólares). Colombia, una de las democracias más antiguas en América Latina, enfrenta también el hecho de que su sistema electoral no se ha modernizado y aún es manual, explicó el registrador nacional Carlos Ariel Sánchez, encargado de organizar los comicios. "Tenemos herencias culturales de elecciones de 200 años. Esto genera unas inercias que no nos permiten hacer innovaciones en tecnología. Somos un país que vota en la calle, al aire libre y sin luz eléctrica", resumió Sánchez. Adelina Cobos, presidenta del Consejo Nacional Electoral, señaló por su parte que éstas "serán una elecciones muy competidas, como no ocurría desde hace años. Ello augura una mayor participación pero las autoridades electorales debemos tener más cuidado con la cadena de custodia de los votos". Las presidenciales colombianas tendrán la veeduría de la MOE y de una misión de la Organización de Estados Americanos. Del padrón electoral de 29,9 millones de votantes, la Registraduría Nacional prevé que acudirán a las urnas entre 15 y 16 millones de personas, que el domingo sufragarán entre las 08H00 y 16H00 locales (13H00 y 21H00 GMT).

Descarga la aplicación

en google play en google play