Escúchenos en línea

Rousseff asume compromiso de seguir la gestión de Lula

Brasilia. La Voz.com. | 13 de Junio de 2010 a las 00:00
La ex ministra Dilma Rousseff asumió este domingo la candidatura presidencial por el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) con el cometido de continuar la obra social y económica del actual mandatario izquierdista, Luiz Inácio Lula da Silva. Rousseff, una economista de 62 años sin experiencia electoral previa, fue escogida por Lula como su sucesora para las elecciones del 3 de octubre. El PT oficializó su designación en una convención celebrada el domingo en Brasilia, con la meta de convertirla en la primera mujer en gobernar Brasil. Aunque el centro del evento era Rousseff, la estrella de la jornada fue Lula, el presidente más popular que ha tenido Brasil en las últimas décadas, quien hizo un discurso en tono de despedida y manifestó su confianza en que la ex secretaria general de su gobierno ganará la elección. "Llego aquí con un sentimiento de deber cumplido, sabiendo lo que hicimos, lo que falta por hacer y lo que nuestra futura presidenta podrá hacer para seguir transformando Brasil", manifestó Lula. El discurso de Rousseff estuvo repleto de alusiones al actual presidente. Afirmó que va a continuar el Brasil de Lula, "pero con alma y corazón de mujer". Señaló que Lula cambió Brasil y el país quiere "seguir cambiando para mejor empleo, salud, seguridad y educación. Seguir cambiando con más crecimiento e inclusión social". Hizo énfasis en la política social para ayudar a la población a salir de la pobreza, y en las medidas de estabilidad económica, aunque destacó la necesidad de fomentar más la inversión y agilizar el sistema tributario. En política internacional, anunció que mantendrá el énfasis en la integración de América Latina y el apoyo para el desarrollo de África, así como la participación en los grandes temas del escenario mundial, como el conflicto de Oriente Medio y el programa nuclear iraní. "Seguiremos defendiendo de forma intransigente la paz mundial y la convivencia armónica de los pueblos, no la guerra", manifestó Rousseff. La aspirante del PT deberá disputar la presidencia con el ex gobernador de Sao Paulo José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que el sábado formalizó su candidatura. Encuestas de opinión tienen a ambos candidatos en una situación de empate técnico. Meses atrás, Serra encabezaba cómodamente las encuestas, pero la aspirante del PT registró un fuerte crecimiento impulsado por el apoyo de Lula. Rousseff se desempeñó como ministra de Minas y Energía en el primer gobierno de Lula (2003-2006) y secretaria general del segundo gobierno (2007-2010), cuando se convirtió en la mano derecha del mandatario. Criticada por su estilo duro y autoritario, su elección como candidata provocó dudas por tener poco tiempo de militancia en el PT y por nunca haber disputado un cargo electoral. Sin embargo, el respaldo de Lula sobrepuso todos los obstáculos para convertirla en la primera mujer con opción de gobernar el país más grande de América Latina. La actual candidata fue militante de un movimiento guerrillero de izquierda que combatió a la dictadura militar (1964-1985). A los 19 años de edad fue presa por el régimen castrense durante tres años, habiendo sido torturada bajo detención. Originaria del estado de Minas Gerais, Rousseff es divorciada y tiene una hija. El año pasado despertó dudas sobre su capacidad de enfrentar una campaña electoral cuando fue diagnosticada con cáncer, pero superó la enfermedad con un tratamiento de quimioterapia.

Descarga la aplicación

en google play en google play