Escúchenos en línea

Política exterior de Piñera sumisa a EEUU y contra Chávez

Santiago. Notimex. | 19 de Junio de 2010 a las 00:00
El gobierno del presidente chileno Sebastian Piñera promueve una política exterior "ideologizada'', en sintonía con la postura de Estados Unidos, lo cual podría alejar a Chile del resto de la región, afirmó este sábado el experto Ernesto Carmona. En diálogo con Notimex, el autor del libro "Yo, Piñera'' dijo que el mandatario chileno "apostó temprano por asumir el liderazgo de una política alineada con Estados Unidos y el bloque de países con gobiernos mas proclives al gran vecino del norte''. En esa perspectiva, el gobierno de Piñera promovería la aplicación de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) a aquellos gobiernos latinoamericanos que "se hayan desviado de principios de la democracia y las políticas de libre mercado''. Carmona recordó que "se trata de una antigua aspiración de la política exterior de Estados Unidos, que viene proponiendo dotar a la OEA de facultades para sancionar a gobiernos de la región cuestionados por la orientación de sus políticas''. Advirtió, sin embargo, que "el problema es que la Carta Democrática, tal como existe hoy, tiene como fundamento evitar golpes militares contra la democracia como el ocurrido en Chile (en 1973) y frustrar cualquier intentona sediciosa''. "Carta que, por otro lado, mostró la debilidad de su aplicabilidad con el golpe de Estado en Honduras'', que en junio del año pasado derrocó al gobierno del presidente Manuel Zelaya, apuntó Carmona. A juicio del experto, el proyecto del gobierno de Piñera para la OEA, en orden a aplicar la Carta Democrática a los gobiernos progresistas o de izquierda en la región, "acentuara la crisis'' del organismo hemisférico. "En la situación política regional presente, el `destinatario' de una eventual reforma de la OEA, en el sentido propuesto por Piñera, tiene nombre y apellido: Hugo Chávez, presidente de Venezuela'', aseveró el también periodista. Carmona advirtió, sin embargo, que también se buscaría sancionar "probablemente a otros jefes de Estado con gobiernos izquierdistas de diferente matiz'', como los de Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Paraguay y Uruguay. Sostuvo que se trata de un camino de "ideologización'' de la política exterior chilena, que en su concepto "llevará a la política exterior del país a una situación compleja de severas contradicciones y que lo alejara de la vecindad''. "Chile se vería así alejado e incluso desolidarizándose de los caminos de integración, de coincidencia y cooperación regionales, encaminándose hacia un aislamiento claramente inconveniente'', concluyo el politólogo.

Descarga la aplicación

en google play en google play