Escúchenos en línea

Perú: Berenson pide perdón y que no se revoque su libertad

Lima. Agencias. | 16 de Agosto de 2010 a las 00:00
La estadounidense Lori Berenson pidió perdón este lunes por haber sido partícipe de la violencia política en Perú y dijo que estaba arrepentida de sus acciones ante una corte que evalúa en última instancia un pedido para revocar la libertad condicional que le fue concedida en mayo. La Sala Penal Nacional escuchó este lunes los argumentos de la procuraduría, que alega que la libertad condicional de Berenson, luego de cumplir 15 años de prisión por colaboración con el terrorismo, fue concedida irregularmente, y la defensa, que afirmó que la estadounidense cumple con todas las condiciones para reintegrarse en la sociedad. En la audiencia, Berenson, de 40 años, quien lucía el cabello sujetado en una trenza y vestía un saco de color crema, tomó la palabra para dirigirse a los jueces a quienes pidió ratifiquen la libertad condicional de la que goza desde el 27 de mayo pasado. La Sala tendrá hasta 15 días para emitir una decisión y su fallo será inapelable. "Yo fui sentenciada por el delito de colaboración con el terrorismo, y sí colabore con el MRTA (Movimiento Revolucionario Túpac Amaru) pero no he sido dirigente, ni militante, nunca he participado en hechos de violencia o de sangre, ni he matado a nadie", dijo Berenson en una breve alocución. "Si mi participación, aunque sea secundaria, contribuyó a la violencia en la sociedad lo lamento profundamente y me arrepiento de ello, si mi venida al Perú ha significado un daño al país, lo lamento y me arrepiento de ello. Si hay personas que se sienten afectadas por mis palabras y mis actos, pido perdón", manifestó. Fue la primera vez que Berenson, cuya excarcelación fue ampliamente rechazada por la población, pidió perdón al país públicamente en una audiencia judicial televisada. "Yo he estado presa casi 15 años, he reflexionado mucho sobre eso, y entiendo que la violencia hizo daño a la sociedad, lo entiendo y lamento que haya sido partícipe de ella", señaló. La estadounidense expresó que comprendía el rechazo que despertaba en la sociedad peruana, que lo aceptaba, pero "estoy tratando de vivir como una persona normal". Afirmó que con su comportamiento en la cárcel y en los dos meses de libertad condicional que lleva, ha demostrado que no representa un peligro para la sociedad peruana, y que únicamente aspira a dedicarse a la crianza de su hijo Salvador de 15 meses de edad. "Yo no represento un peligro para nadie, y espero que la sala resuelva de la manera que disponga la ley, y confío en ello", acotó. Berenson fue capturada a los 26 años en Lima en 1995, y acusada de colaborar con el MRTA en sus planes de tomar el edificio del congreso. En 1996 un tribunal militar la sentenció a cadena perpetua como una dirigente del MRTA, pero en el 2000 su caso fue revisado por una corte civil que la sentenció un año después a 20 años de cárcel por colaboración con el terrorismo.

Descarga la aplicación

en google play en google play