Escúchenos en línea

Partidos tradicionales, grandes perdedores de comicios venezolanos

Caracas. Prensa Latina | 27 de Septiembre de 2010 a las 00:00
Las elecciones legislativas de Venezuela, más allá de ofrecer un balance de la correlación de fuerzas entre gobierno y oposición, demostraron que el país dejó atrás una época en que la mayoría se dividía entre dos partidos de derecha. Acción Democrática y Copei, acostumbrados a alternarse en el poder hasta la llegada de Hugo Chávez a la presidencia, cedieron dentro de las filas opositoras su hegemonía de antaño a nuevas toldas de oposición, surgidas en los últimos 12 años. Dentro de la Mesa de Unidad Democrática, que aglutinó a la mayoría de las organizaciones opuestas al gobierno, las mayores vencedoras de la jornada electoral de este domingo, al menos en el voto directo por circuito, fueron Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo. La primera de las dos alcanzó su mayor respaldo en el estado de Miranda, donde surgiera en 2000 como movimiento político regional, pero obtuvo otros seis puestos por voto directo en territorios considerados puntos fuertes del socialismo, como Anzoátegui y Aragua. Por su parte, todo el éxito de Un Nuevo Tiempo se concentró en sus predios de Zulia, estado gobernado por esa tolda en los últimos 10 años bajo las administraciones del ahora prófugo Manuel Rosales, y el actual mandatario regional, Pablo Pérez. Su prominencia entre los sectores de derecha, en detrimento de adecos y copeyanos, ya era conocida de anteriores procesos y, según expertos, demuestra la necesidad de refrescar imágenes, aunque el discurso de fondo sea el mismo. Dirigentes socialistas y comunistas aseguran que esas toldas más jóvenes son herederas del legado de corrupción y entreguismo de la llamada Cuarta República. Según esos análisis, tales organizaciones sólo constituyen un cambio simbólico de color, para con un nuevo nombre, apelar al olvido del electorado en busca de los votos que Chávez le sacó a la derecha desde 1999. De hecho, el ex candidato presidencial Rosales fundó UNT con disidencia de AD en Zulia, y a dirigentes de Primero Justicia como Julio Borges y Tomás Guanipa se les asocia con grupos de actitudes fascistas dentro de Copei. Muchos de ellos estuvieron ligados al golpe de Estado de hace ocho años, a la disolución de los poderes constitucionales, al cierre del canal estatal VTV, y al asedio a la embajada de Cuba en Caracas que se dio en esos días de abril de 2002. Aristóbulo Isturiz, jefe del comando de campaña que llevó a los socialistas a obtener 95 escaños en el Parlamento, invitó a esas toldas durante todo el proceso a dar sus bases programáticas y ofrecer alternativas de país. A falta de propuestas, basaron su campaña en criticar la gestión de gobierno y, cuando presentaron algo, quisieron pasar como novedosos algunos proyectos que recogían, en esencia, los postulados de programas o misiones implementados por el gobierno. No obstante, dentro de los 37 escaños por circuitos que obtuvo la Mesa de Unidad Democrática, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo llevaron cada uno 10 curules, por delante de AD, con ocho, y Copei, con cinco. El país elige además tres diputados en representación de pueblos originarios, así como 52 que se sacan por el voto proporcional en cada uno de los estados, según su densidad poblacional.

Descarga la aplicación

en google play en google play