Escúchenos en línea

Oposición quiso asesinar a Correa, dice presidente del parlamento

Quito. Agencias. | 4 de Octubre de 2010 a las 00:00
El presidente de la Asamblea Nacional (parlamento) de Ecuador, Fernando Cordero, afirmó este lunes que los hechos de desestabilización registrados en su país el pasado jueves buscaban asesinar al Jefe de Estado, Rafael Correa y "herir de muerte a la democracia" de esa nación suramericana. "Los policías fueron usados por miembros de la oposición, cuya verdadera intención era matar al Presidente y herir de muerte a la democracia ecuatoriana", señaló Cordero, en declaraciones a la prensa internacional. La protesta de los policías llevada a cabo el jueves, y que fue el principal foco de tensión en el país, se realizó bajo la excusa de exigirle al Gobierno la eliminación de la Ley de Servicios Públicos. Los agentes aseguraban que el reglamento les iba a eliminar beneficios y bonificaciones. Sin embargo, Cordero aseveró que los fines de la protesta, eran otros. "Ha quedado claro que los saqueos de supermercados y los intentos de saqueo de los bancos estaban planificados por los poderes fácticos cuyo último objetivo era la desestabilización del Gobierno y justificar la muerte del Presidente", argumentó el parlamentario. Los intentos golpistas fueron orquestados "por miembros de la oposición que se infiltraron y manipularon a los agentes", aseguró Cordero. "Han aparecido vídeos donde se ven destacados miembros de la oposición en los principales puntos de la protesta", informó. La Asamblea Interparlamentaria asumió este lunes por unanimidad una declaración que "condena el uso de la fuerza contra el Presidente Rafael Correa y repudia enteramente el reciente intento de subvertir el orden constitucional en el país". El pasado jueves, un grupo de uniformados alzados mantuvieron cercado por más de 12 horas el hospital de la Policía Nacional de Quito, en donde se encontraba el presidente Rafael Correa, quien denunció desde el recinto, que los sublevados intentaban acceder a la habitación en la que se encontraba en actitudes violentas. Después de muchas horas en incertidumbre, el presidente Rafael Correa fue rescatado del hospital el mismo jueves, luego de un operativo conjunto de fuerzas militares y unidades del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) del cuerpo policial. En el proceso de rescate del mandatario ecuatoriano, que duró aproximadamente 35 minutos, se produjo un enfrentamiento entre los policías conspiradores y las fuerzas leales al Gobierno, que dejó un saldo de cuatro personas fallecidas.

Descarga la aplicación

en google play en google play