Escúchenos en línea

Diputados paraguayos discuten presupuesto 2011

Asunción. Prensa Latina. | 30 de Noviembre de 2010 a las 00:00
La Cámara de Diputados de Paraguay realizará este martes una segunda lectura al plan presupuestario para el ejercicio fiscal del 2011, luego de las modificaciones y reajustes realizados por el Senado la semana pasada. En reunión extraordinaria, los diputados debatirán sobre este tema y otros 10 puntos, incluidos un proyecto de ley de restablecimiento de bosques protectores de cauces hídricos, varios pedidos de pensiones graciables y un contrato de préstamo por casi 10 millones de dólares. El ministro de Hacienda, Dionisio Borda, reiteró ayer la falta de dinero para cubrir el incremento presupuestario de unos 400 millones de dólares propuesto por el Congreso al plan del 2011. La advertencia que estamos haciendo es que ese dos por ciento de aumento del Producto Interno Bruto que ha hecho el Parlamento "nos pone en una situación bastante difícil", aseguró el funcionario a reporteros. Borda expresó que el plan financiero va a generar mucha reacción y "no me extrañaría que Hacienda se convierta en un casi santuario de demandas de la gente" al pensar que ya tiene presupuesto. Lo que no se plantea -subrayó- es que no hay plata, y una cosa es el presupuesto y otra cosa tener dinero, por eso hay un plan financiero y un presupuesto, apostilló. Al respecto señaló que el plan financiero es mucho menor que el presupuesto y al recortar recursos "naturalmente uno se encuentra con choque de intereses". Ante una interrogante sobre el relegado Impuesto a la Renta Personal (IRP), el ministro de Hacienda apuntó que existen varias iniciativas al respecto, pero mientras no se encuadre dentro de un acuerdo político "las iniciativas que enviemos ya sabemos cuál va a ser el destino". Semanas atrás ambas cámaras del Congreso rechazaron el veto presidencial al IRP y postergaron su implementación hasta el 2013. Técnicos de Hacienda consideran preocupante la situación porque gran parte de los gastos incrementados se concentran en gastos rígidos y deben ser priorizados a la hora de su ejecución. Los especialistas señalan que esa decisión no sólo pone en riesgo la estabilidad fiscal, sino que obliga a relegar gastos relacionados a la salud, educación, sector social e inversión, entre otros.

Descarga la aplicación

en google play en google play