Escúchenos en línea

Colombia pide inmunidad para Uribe

Bogotá. Prensa Latina. | 9 de Diciembre de 2010 a las 00:00
El gobierno colombiano pidió a Washington aplicar la inmunidad soberana al ex presidente Álvaro Uribe y evitar así que declare en una corte estadounidense como testigo en un caso por el asesinato de sindicalistas. La revelación la hizo este jueves la emisora La FM, al divulgar una carta fechada el pasado 12 de noviembre, firmada por el embajador colombiano en Estados Unidos, Gabriel Silva, y dirigida al Departamento de Estado de la nación norteña. En la misiva se pide garantizar la "inmunidad soberana" para el ex mandatario (2002-2010) y ayuda para "aplastar" una citación a un proceso judicial en Washington por el caso contra la empresa norteamericana Drummond, investigada por presunto apoyo a grupos paramilitares en Colombia. El caso se remonta a 2001, cuando paramilitares al parecer respaldados por la multinacional minera, iniciaron una campaña de terror a través del asesinato de sindicalistas y trabajadores de la compañía. En tanto, los abogados querellantes contra Drummond quieren el testimonio de Uribe por sostener que el ex presidente tenía lazos con grupos paramilitares que asesinaron a 117 personas para favorecer los intereses de la carbonífera en la nación suramericana. Una vez conocida la existencia de la referida carta, el abogado de las víctimas, Terry Colingsworth, dijo a La FM que en su criterio la inmunidad solicitada para Uribe no será concedida porque esta solo se otorga a mandatarios en ejercicio. "Este es un paso preliminar de parte de Uribe, solo por haberla pedido no significa que se la hayan concedido", apuntó. Primero -agregó- tendrá que verse si el Departamento de Estado le da su beneplácito y segundo el sistema legal de Estados Unidos debe determinar si según las leyes él tiene derecho o no a recibir la inmunidad. El jurista también indicó que esta semana llevará los documentos que certifican que el ex presidente colombiano no asistió a una diligencia a la que estaba citado por el referido caso. Uribe se vio envuelto en la querella luego que una estudiante le entregara durante uno de sus viajes a Estados Unidos una citación de una Corte Federal en Washington en la que se le pedía rendir testimonio en el caso contra Drummond. A tenor con las leyes en ese país, el ex gobernante al ser notificado estaría obligado a atender la solicitud. Sin embargo Uribe, que había sido citado el 18 de noviembre a las oficinas de Conrad y Scherer, -la firma de abogados a la que pertenece Colingsworth- para que diera su testimonio, nunca se presentó. De acuerdo con Collingsworth el siguiente paso será pedir a la Corte que dicte una "moción de fuerza" para forzar al ex mandatario a testificar.

Descarga la aplicación

en google play en google play