Escúchenos en línea

Los niños, victimas directas de la violencia en México

Ciudad de México. Prensa Latina. | 31 de Diciembre de 2010 a las 00:00
Los niños y adolescentes son víctimas directas de la ola de violencia que viven hoy varios estados mexicanos, en los cuales murieron unos mil 166 infantes y 40 mil quedaron huérfanos en los últimos tres años. La no gubernamental Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) advirtió del recrudecimiento de estos hechos, y precisó que los norteños estados de Chihuahua, Sinaloa y Durango son los que con mayor frecuencia padecen tales crímenes. "El segmento de 15 a 17 años es el más afectado, pues la tasa de homicidios en esas edades se triplicó en Chihuahua y se quintuplicó en Sinaloa", enfatizó Juan Martín, director de la organización, quien agregó que los varones tienen cinco veces más probabilidades de ser asesinados. Redim refiere que las estadísticas fueron elaboradas a partir de reportes de prensa, pues no tienen acceso a cifras oficiales, y asegura que las muertes de los menores están impunes porque las autoridades no actúan y en múltiples ocasiones criminalizan a los infantes en vez de considerarlos víctimas. Un estudio del Colegio de la Frontera Norte "Todos Somos Juárez", concluyó que hace dos años casi la cuarta parte de los ejecutados en Ciudad Juárez tenían entre 12 y 24 años. Martín explicó que el crimen organizado extorsiona a inmigrantes, campesinos y empresarios, y ahora también a los adolescentes, bajo amenaza de muerte para ellos y su familia. "De esa forma los usan como material desechable, reclutándolos para sus bandas". Estos "niños-sicarios", precisó el director de Redim, son los llamados Ni-Nis, en un trato discriminatorio, porque "ni tienen acceso al bachillerato, ni al empleo", lo que los hace más vulnerables ante las promesas o las exigencias de los narcotraficantes. En México, por lo menos siete millones de jóvenes no tienen acceso a la educación, ni oportunidades de trabajo, siendo el Estado el principal responsable de esta situación, señaló Juan Martín Pérez. La violencia provocada por el enfrentamiento entre las bandas que se disputan el control del tráfico de drogas hacia Estados Unidos y la batida del gobierno contra el crimen organizado, cobró la vida de más de 31 mil personas en el último cuatrienio, con una cifra récord de 12 mil 456 muertes en el 2010.

Descarga la aplicación

en google play en google play