Escúchenos en línea

Mantienen paro cívico para liberar a indígenas en Colombia

Bogotá. PL. | 3 de Febrero de 2011 a las 00:00
Más de mil 500 personas mantienen este jueves un paro cívico por tiempo indefinido en el departamento colombiano de Arauca para exigir la libertad de varios activistas indígenas, detenidos la pasada semana por las autoridades locales. De acuerdo con información suministrada a Prensa Latina por el reportero independiente José García desde el lugar de los hechos, la situación en Arauca es tensa, si bien la protesta se desarrolla de manera pacífica en varios puntos de la capital homónima departamental. Desde las 06:00 hora local (11:00 GMT) grandes concentraciones de personas mantienen cortado diferentes puntos viales en la región, a fin de que las autoridades liberen a los activistas. Entre ellos, acusados de rebelión y concierto para delinquir, se encuentra el presidente de la Asociación de Cabildos y Autoridades Tradicionales Indígenas del Departamento de Arauca (Ascatidar), Ismael Uncasía. Cada una de las diferentes concentraciones está compuesta de al menos unas 500 personas tanto indígenas como no indígenas del departamento, que cierran las vías en los puntos de la salida noroccidental de la localidad de Saravena (Vía Saravena-Pamplona) y Betoyes, (Vía Tame-Arauca, Tame). Con esta acción, las organizaciones sociales de Arauca declararon así el paro cívico por la dignidad y soberanía de los pueblos ancestrales y el movimiento social y popular. A su vez, las acciones impiden el acceso de transporte público, maquinaria y personal a algunas instalaciones petroleras que afectan directa o indirectamente a las comunidades indígenas UÂ?wa y Sikuani de Arauca. Desde hace ocho años no se registraba en Arauca una movilización masiva de esta envergadura, con cortes de carreteras. En tanto, las organizaciones sociales del departamento sostienen que los acuerdos que posibilitaron el levantamiento de las barricadas en ese entonces no fueron cumplidos por las autoridades. Además de la exigencia referida, Ascatidar también demanda que no se criminalice la libertad de asociación, expresión y movilización. También solicitan se conforme una comisión de verificación y seguimiento permanente sobre la situación de las comunidades indígenas y campesinas en zonas de conflicto y de explotación petrolera. A ello se añade la exigencia de una investigación en torno a la utilización de indígenas en políticas de guerra dentro del conflicto interno que vive el país, y se respete su autonomía, leyes y fueros especiales como nación indígena. La Ascatidar también llamó a toda la población a nivel departamental, nacional e internacional para que conozcan la realidad y la problemática que viven como indígenas originarios de Arauca.

Descarga la aplicación

en google play en google play